Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aplazamiento de las Fallas deja en el aire las vacaciones escolares de marzo

Educación recuerda que hay que cumplir con las horas lectivas previstas

Entrada de alumnos al CEIP Carles Salvador de Benimaclet, en València. | A. D. V.

Entrada de alumnos al CEIP Carles Salvador de Benimaclet, en València. | A. D. V.

La ciudad de València debatirá el próximo 2 de febrero si los centros escolares mantienen el calendario de festivos tras la suspensión de las Fallas. O, si por el contrario, se decide el traslado o la suspensión de los tres días de vacaciones por la fiesta grande del «cap i casal», al margen del día de Sant Josep, que es festivo autonómico. Sin embargo, otras ciudades importantes de la Comunitat Valenciana no se plantean en estos momentos alterar el calendario escolar por este motivo. En todo caso, será la Conselleria de Educación la que tendrá la última palabra, pues lo esencial es que se cumpla el calendario lectivo obligatorio.

El debate se suscitó ayer cuando la concejala de Educación y presidenta del Consell Escolar de València, Maite Ibáñez, anunció que había convocado al órgano «para el mantenimiento o no del calendario festivo del mes de marzo tras la suspensión de las Fallas durante las fechas habituales». Así pues, su idea es que no varíe el actual calendario, pero quiere elevar consultas al Consell Escolar antes de ratificar los días de fiesta. Probablemente muchos padres tampoco trabajarán, pues solicitan a sus empresas la libranza con mucha anticipación.

«Dada la implicación de los centros escolares dentro de su calendario festivo, hemos convocado un Consell Escolar Municipal extraordinario, para el próximo 2 de febrero, con un único punto de orden del día que aborde esta cuestión», explicó la concejala de Educación y presidenta de este órgano, la socialista Maite Ibáñez.

El objetivo, según explican desde el consistorio, será acordar entre todos los representantes del consejo el mantenimiento o no de los días 16, 17 y 18 de marzo como festivos, o proponer un traslado de fechas. «Vamos a consensuar en el Consejo Escolar Municipal una decisión que sea favorable a toda la comunidad educativa», aseguró Ibáñez a Levante-EMV.

Hay que cumplir con las horas

La propuesta de debatir en el Consell Escolar si se mantienen como festivos escolares los días 16, 17 y 18 de marzo coincidió ayer con las nuevas medidas restrictivas anunciadas por el presidente Ximo Puig debido a la alta incidencia de la pandemia. Desde la Conselleria de Educación evitaron en todo momento echar más leña al debate que ya está en la calle.

«Cada ayuntamiento tiene una situación muy específica, por lo tanto cuando envíen una propuesta a la dirección territorial de su provincia, desde conselleria simplemente comprobaremos si es factible desde el punto de vista técnico dentro de la normativa actual», señalaron fuentes del departamento de Vicent Marzà.

Normativa muy clara

¿Y qué dice la normativa? Que hay que cumplir con las horas lectivas previstas en la Educación Obligatoria: entre 865 y 875 horas o periodos lectivos en Infantil y Primaria; y entre 1.045 y 1.057 horas en la ESO. Es decir, eso significa que el alumnado ha de tener entre 175 y 177 días de clase en el curso. Mientras la decisión en la capital de la Comunitat Valenciana está todavía por decidir, no parece que en el resto de las grandes ciudades valencianas vayan a darse finalmente grandes cambios.

En localidades como Llíria, Utiel o Ontinyent será festivo el día 18 para los estudiantes, y hasta el momento fuentes municipales aseguran que no se ha planteado cambiar o anularlo. En Dénia, Gandia, Oliva, Sagunt o Torrent se mantienen como festivos el 17 y 18 de marzo, y en Riba-roja de Túria además de escolares, también lo será para el resto de trabajadores.

En Faura, en cambio, no se había previsto reservar ningún festivo local para esas fechas. Xàtiva mantiene, de momento, los días 17, 18 y 19 de marzo, como ocurre en València si no hay cambio.

Compartir el artículo

stats