Entre las nuevas restricciones en la Comunitat Valenciana aprobadas ayer por el Consell se encuentra, además del cierre de bares y restaurantes o la obligatoriedad de que el comercio eche la persiana a las seis de la tarde, a excepción de los comercios esenciales, la limitación de las reuniones familiares y sociales. La medida, que fue acordada en la reunión interdepartamental de ayer, no ha sido aprobada todavía porque la intención del Ejecutivo valenciano es ponerla en marcha al mismo tiempo que un posible avance del toque de queda, algo que se debe decidir hoy en la reunión interterritorial con el Gobierno central.

Reuniones: cuándo entran en vigor las restricciones en la C. Valenciana

Aunque de momento no hay fecha para la entrada en vigor de esta nueva medida por el coronavirus en la Comunitat Valenciana, lo cierto es que antes o después se pondrá en marcha. La restricción supone una merma importante para la vida social de los ciudadanos, puesto que limita mucho los encuentros. De hecho, la intención del Consell es prohibir todas las reuniones familiares o sociales cuyos participantes no formen parte de la misma unidad o núcleo familiar.

La nueva medida podría entrar en vigor en las próximas horas pero, en cualquier caso, no lo hará antes de que se celebre la reunión entre el Gobierno de España y las comunidades autónomas, en la que se debe dirimir si se adelanta o no el horario del toque de queda a las 8 de la tarde, como han solicitado varios presidentes autonómicos, entre ellos Ximo Puig.

Reuniones en la Comunitat Valenciana: la intención es limitarlas a una misma unidad familiar. F. Calabuig

El resto de nuevas restricciones en la Comunitat Valenciana entrarán en vigor esta próxima medianoche, cuando ya sea jueves 21 de enero. Entre las medidas por la covid adoptadas en suelo valenciano se encuentra la obligación de que todo comercio no esencial cierre a las seis de la tarde, además de la clausura de gimnasios, instalaciones deportivas y centros de reunión social.