"Los que se pusieron la vacuna fuera del plan deberían ponerse la segunda dosis". Esa es la postura del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, sobre los cargos públicos que se han puesto la vacuna fuera del plan de vacunación que maneja el Ministerio de Sanidad.

Simón ha dicho estas palabras durante su comparecencia semanal sobre la evolución de la pandemia. Su opinión contradice la del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha dado indicaciones a la Conselleria de Sanidad para que todos aquellos que obraron de manera "imprudente" no se puedan poner la segunda dosis.

Sin embargo, Simón ha asegurado que no poner esta segunda dosis sería caer en un "segundo error". "Las personas que se han vacunado fuera de la estrategia general de la vacunación tienen que asumir su responsabilidad. Desde mi punto de vista, sería un error cometer dos fallos seguidos: vacunar antes de tiempo a gente y no poner la segunda vacuna a quienes se han saltado el plan".

El director del centro de emergencias ha asegurado que hay "margen" para ejecutar esta medida, ya que "la segunda dosis se puede poner en un plazo de hasta 41 días". "Se deberían poner la segunda dosis. Es mi opinión. De acuerdo con la documentación técnica, se debería de seguir la pauta establecida", ha añadido.