Impulsar y publicitar las desgravaciones a las donaciones concedidas a entidades que promuevan el uso y el fomento del valenciano. Este es el objetivo que se ha trazado Compromís a través de su última iniciativa registrada esta semana en las Corts. La diputada Nathalie Torres, impulsora de la Proposición No de Ley (PNL) recalca que, aunque este tipo de desgravaciones a colectivos promotores de la lengua autóctona están establecidas desde hace algunos años, la tendencia es creciente mientras la eficacia de dicha política pública «continúa siendo mejorable», según la parlamentaria «seguramente no tanto por su objeto, sino por su implementación».

Por este motivo, la iniciativa propone crear un censo de entidades que tengan por objeto el fomento del valenciano para facilitar el conocimiento por parte de la ciudadanía, además de incentivar las donaciones.

En segundo lugar, Torres apuesta por llevar a cabo campañas informativas sobre la existencia de estas deducciones y un apartado web donde se publique la información correspondiente, además de un listado de las entidades a las cuales se pueden hacer donaciones.

Por último, la propuesta sugiere efectuar las modificaciones normativas necesarias para mejorar la implementación de las deducciones fiscales para las donaciones destinadas a entidades que fomentan el valenciano, incluyendo el requisito de figurar en el censo de entidades.

El ejemplo de otras autonomías

La iniciativa de Nathalie Torres, señalan desde la coalición, es «fruto de la observación de cómo funcionan este tipo de deducciones en otras comunidades autónomas, donde las donaciones son proporcionalmente superiores, incrementadas precisamente a raíz de la creación del censo de entidades, donde figuran asociaciones, fundaciones, federaciones, colegios profesionales, organizaciones económicas y sindicales, etc».

A juicio de la diputada de Compromís, «este tipo de incentivos fiscales pueden ser una fantástica herramienta para financiar proyectos y apoyar a determinadas cuestiones de relevancia en relación con el uso y el fomento del valenciano», concluye. Mientras tanto, PSPV y PP se enzarzaron ayer por los proyectos lingüísticos de los centros escolares, que los populares piden suspender por la pandemia, una demanda que, para los socialistas, «demuestra las fobias» del principal partido de la oposición.