La lucha contra la tercera ola continúa transformando los hospitales valencianos. Ayer en el Hospital Clínico de València se estaban preparando los paritorios para convertirlos en una prolongación de las Unidades de Cuidados Intensivos de pacientes covid. El objetivo es buscar nuevos huecos ante los problemas de saturación y presión asistencial que sufren estas instalaciones.

Según ha sabido este periódico, la ampliación de la sala de críticos se ha hecho «sin comunicar nada a la junta del personal» que mostraban su enfado porque no saben si habrá un aumento equivalente de trabajadores. No es el único hospital que está realizando cambios para incorporar todas las camas posibles con las que atender la crecida en hospitalizaciones, la mayoría por covid. A lo largo de la semana han sido varios los centros sanitarios que han habilitado espacios para ingresar pacientes como el gimnasio en el Peset, el hospital de Gandia y el de Sagunt o la capilla en el de Elx, aunque todavía no tiene pacientes.

El Hospital General de Alicante también tira de imaginación para tener que buscar lugares donde poder alojar a los pacientes no covid, a fin de evitar contagios y poder seguir atendiendo al resto de las urgencias. Así, además del gimnasio de rehabilitación han echado mano de la cafetería del edificio anexo a la estructura principal.

El Hospital Virgen de los Lirios de Alcoi se ha convertido ya prácticamente en un hospital exclusivamente para pacientes covid. De hecho, la cafetería para el personal está siendo reconvertida provisionalmente en una Unidad de Enfermería; esas camas que se instalarán en Rehabilitación las ha aportado el ayuntamiento desde el centro de enfermos mentales del Barranquet de Soler, que en estos momentos no se está utilizando.

El aumento de contagios en la Marina Baixa tiene al límite al hospital comarcal. De momento, ha suspendido toda la actividad quirúrgica a excepción de las operaciones urgentes para reconvertir sus quirófanos en una nueva zona de UCI en la que poder ingresar más pacientes críticos por coronavirus. Además, ha abierto una quinta planta de hospitalización. El centro hospitalario tiene con el doble de pacientes críticos que en la primera ola.