Tras el paso de Filomena, Gaetan y Hortense, le toca el turno a Ignacio, una nueva borrasca atlántica nombrada por Aemet, que, hasta el momento, ha dejado fuertes rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora, además de un intenso temporal marítimo con olas de hasta casi 7 metros.

Desde primeras hora de ayer, diversos puntos de la Península sufrieron ya fuertes rachas máximas de viento, asociadas a Ignacio, que han anotado 107 kilómetros por hora en La Pobla de Benifassà-Fredes, en Castelló.

Ante esta situación, en la Comunidad Valenciana se marca aviso naranja (riesgo importante) por vientos muy fuertes.

Ignacio, la cuarta borrasca del año, también protagonizará un temporal marítimo, debido a un potente flujo de vientos del oeste que genera un estado de la mar muy adverso en zonas de costa, agravado no solo por la fuerza de los vientos, sino también por la persistencia.