Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un amigo federalista en el Gobierno

"Tendréis un ministro con mirada valenciana", aventuró Iceta al entorno de Puig antes de su nombramiento como titular de Política Territorial - Los líderes socialistas en Cataluña y la C. Valenciana son adalides de la España «nación de naciones»

Miquel Iceta y Ximo Puig, juntos en la última visita del jefe del Consell a Barcelona, el 4 de diciembre pasado. | LEVANTE-EMV

Miquel Iceta y Ximo Puig, juntos en la última visita del jefe del Consell a Barcelona, el 4 de diciembre pasado. | LEVANTE-EMV

Existía preocupación en el Palau de la Generalitat cuando se hizo oficial el regreso del ministro de Sanidad, Salvador Illa, a la primera línea de la política catalana. Miquel Iceta, con quien el jefe del Consell, Ximo Puig, mantiene una comunicación habitual, tranquilizó entonces a la cúpula socialista local si llegaba al cargo, como se comentaba: «Tendréis un ministro con mirada valenciana».

El líder del PSC sabía de lo que hablaba a la vista de las decisiones comunicadas ayer por Pedro Sánchez. El presidente dio al catalán la cartera de Política Territorial, que abandona la canaria Carolina Darias, nueva titular de Sanidad en lugar de Illa, ya candidato socialista a las elecciones catalanas con dedicación completa.

La buena relación entre Puig e Iceta está largamente documentada. Es difícil encontrar una visita a Barcelona (formal o informal) del president de la Generalitat en la que no haya aprovechado para un encuentro con el nuevo ministro.

Iceta estuvo asimismo en la última investidura de Puig, en 2019. Asistió en las Corts sentado al lado de Ángel Gabilondo y dos personas de la máxima confianza del entorno del jefe del Consell: el secretario autonómico de Presidencia, Andreu Ferrer, y el entonces aún director del gabinete del Palau, Arcadi España. No era casual.

Puig e Iceta hablan el mismo lenguaje federal. Enarbolan en el PSOE la bandera de España como «nación de naciones» desde hace años (de ocho llegó a hablar el catalán), no siempre con la comprensión de Ferraz. Sánchez la ha hecho suya en la Moncloa. La cogobernanza, ensayada a marchas forzadas con aciertos y carencias durante la gestión de la pandemia, «ha venido para quedarse», dijo ayer el presidente, al anunciar la designación del dirigente del PSC.

Explica el ambiente de tranquilidad y optimismo que se respiraba ayer tarde en la sede presidencial valenciana. «Para el federalismo es una gran noticia», trasladaba un colaborador del president. Y este saludaba en redes el papel de Iceta para «coser los territorios».

El Consell gana garantía de interlocución y más complicidad con el departamento encargado de las relaciones con las autonomías que la que existía con Darias, con la que el trato nunca pasó de la normalidad con una compañera del mismo partido, pero sin un vínculo especial. Iceta, en este sentido, conoce y es sensible a las reivindicaciones valencianas sobre financiación e inversiones del Estado. Ha respaldado además la contundencia de Puig contra el «efecto capitalidad» y el papel de Madrid como «aspiradora» de recursos del Estado.

Iceta estuvo con el jefe del Consell en su última conferencia en el Cercle d’Economia de Barcelona el pasado 4 de diciembre. Llegaron caminando juntos después de mantener una reunión privada.

No todo es bueno en este movimiento. El Botànic pierde influencia con la salida de Illa de Sanidad. El alivio es que las líneas sobre la covid ya están marcadas, sostienen en el Palau. Quien no se consuela, ya saben....

Compartir el artículo

stats