El exconseller Rafael Blasco será juzgado del 3 de marzo al 16 de abril en la Ciudad de la Justicia de Valencia por la pieza quinta del denominado caso Cooperación, referida a presuntas irregularidades en contratos informáticos, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

    La pieza separada que se va a juzgar ahora por la sección tercera de la Audiencia de Valencia se refiere al supuesto amaño en contratos informáticos de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía entre los años 2008 y 2011, cuando Blasco estaba al frente de esta cartera, por valor de más de un millón de euros.

    La causa se sigue también contra el empresario Augusto César Tauroni; la exsecretaria general de esa Conselleria Agustina Sanjuan, y el exjefe del servicio de informática Javier Murcia.

    La primera sesión del juicio, el 3 de marzo, estará destinada a las cuestiones previas e interrogatorios de los acusados; las tres siguientes (26 y 29 de marzo y 15 de abril) a las declaraciones de peritos y testigos, y la última, el 16 de abril, a las conclusiones e informes.

    En esta pieza, que se abrió en 2017, se han investigado los posibles delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos o apropiación indebida a través de la contratación irregular de servicios informáticos de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía entre los años 2008 y 2011.

    Los contratos supuestamente amañados se adjudicaron a Fujitsu y a otras dos empresas, pero terminaron siendo subcontratados a las sociedades del empresario Tauroni, con lo que se habrían vulnerado los principios de transparencia, libre concurrencia y competencia de la contratación pública.