Los controles se están desarrollando con normalidad pese a las retenciones que se están registrando en las capitales de provincia. Esta es la principal conclusión a la que se ha llegado en la reunión mantenida por la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, y los mandos autonómicos de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la tarde de este viernes, después de que comenzara el cierre perimetral de la ciudad de València y otras 14 localidades valencianas que superan los 50.000 habitantes.

El Cuerpo Nacional de Policía ha indicado que entre 1.050 y 1.100 agentes forman parte del dispositivo de vigilancia que se ha preparado para este primer fin de semana solo en la ciudad de València. Mientras, en toda la Comunitat Valenciana se desplegarán más de 4.000 agentes.

Por lo que respecta a la Guardia Civil, los agentes vigilarán el cumplimiento del cierre perimetral de la Comunitat Valenciana, así como la limitación de entrada y salida en Sant Vicent del Raspeig y Torrevieja. Este cuerpo de la Comunitat Valenciana ha movilizado a cerca de 6.000 agentes para reforzar controles. Además, un helicóptero del Instituto Armado también sobrevolará las grandes ciudades advirtiendo del cierre perimetral. La Guardia Civil centrará su vigilancia en zonas rurales del territorio valenciano y se ha diseñado un dispositivo especial para evitar, como en la pasada Navidad, fiestas ilegales en casas rurales o masías.

Te puede interesar:

Los responsables de la Policía Nacional y la Guardia Civil han informado a la Delegación de que hay más de 10.000 agentes preparados y listos por si fuese necesario reforzar los controles.

https://www.levante-emv.com/valencia/2021/01/29/cerrara-playas-coronavirus-valencia-32307237.html