La Audiencia Provincial de València ha condenado a cinco años y tres meses de prisión y a cinco años de libertad vigilada a un hombre que mantuvo relaciones sexuales con una menor de 15 años, hija de una compañera de trabajo. El tribunal aprecia en la actuación del procesado la atenuante de actuar afectado por consumo de sustancias estupefacientes y la atenuante de reparación del daño, ya que abonó antes del juicio la indemnización de 10.000 euros solicitada por la Fiscalía para la víctima.

Según consta en la sentencia, hecha pública por el TSJCV, el condenado, de 39 años, era el encargado de poner música durante la semana cultural que se celebraba en un centro de mayores de València, en el que trabajaba la madre de la menor.

Durante la celebración de ese evento, en noviembre de 2018, el hombre y la adolescente iniciaron una relación de amistad en la que se intercambiaron los teléfonos y comenzaron a mantener por WhatsApp conversaciones con contenido sexual explícito.

En fechas no precisadas, pero entre los meses de noviembre o diciembre, la menor acudió al domicilio del acusado, donde ambos consumieron marihuana y mantuvieron relaciones sexuales completas, tal como declara probado la sentencia. Fue la madre de la víctima la que denunció los hechos en cuanto tuvo conocimiento de ellos.