Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lima amplía su control en Podem para marcar un perfil duro en el Botànic

La síndica tiene en contra a su antecesora y al vicepresidente

Naiara Davó toma asiento antes de la reunión con la nueva síndica, Pilar Lima, a la derecha. | EFE

Naiara Davó toma asiento antes de la reunión con la nueva síndica, Pilar Lima, a la derecha. | EFE

Pilar Lima tiene desde ayer el acuerdo unánime del grupo parlamentario para convertirse en la nueva síndica de Unides Podem en sustitución de Naiara Davó. El sector más cercano al líder nacional, Pablo Iglesias, amplifica su control de la formación morada en la Comunitat Valenciana con la portavocía parlamentaría después de que el pasado verano conquistara el liderazgo interno del partido. Pero el mayor control se produce a costa de heredar un grupo parlamentario desunido y dividido donde cuatro de los ocho diputados que lo integran han calificado de irresponsabilidad el relevo de Davó por Lima.

Un grupo que ahora tendrá que trabajar bajo el liderazgo de Lima, pero en el que la mitad de los diputados acata el cambio por responsabilidad para no romper el partido pero asume el nuevo liderazgo de Lima desde una profunda disconformidad política, lo que augura una difícil relación dentro de uno de los tres grupos que sostiene el Consell.

Además, el referente institucional más importante del partido, el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, se ha alienado en todo el proceso de una forma muy clara con Davó, lo que ha generado aún más distanciamiento respecto de la lideresa del partido, aunque desde el entorno de Lima le han trasladado que no habrá cambios en el Consell.

Lima, la primera portavoz sorda de España, llega a síndica en las Corts con el objetivo de mostrar un perfil más contundente que permita a la formación morada tener una voz más visible en el día a día del Botànic al estilo de la posición que adopta el líder nacional, Pablo Iglesias, dentro del Gobierno de coalición.

Más combativa

Una posición más combativa que Lima va a intentar ejercer desde las Corts una vez ayer el grupo decidió por unanimidad trasladar a la Mesa la decisión sobre el cambio de la portavocía. Varias fuentes aseguran que fue una reunión tensa. Davó se negó a que se realizara una votación y el encuentro tuvo que detenerse e incluso varias diputadas afines a la síndica abandonaron la sala de las Corts donde se celebraba el encuentro para tratar de convencerla de que no estirara más la cuerda después de semanas intentando ganar tiempo tras haber aprobado el Consejo Ciudadano el cambio al frente de la portavocía.

No se votó finalmente pero sí se decidió redactar un acta de la reunión en la que se acordaba que por unanimidad del grupo se daba traslado con un escrito a la Mesa del cambio de síndica. Lima recibió ayer la felicitación de los cargos valencianos en el Gobierno como el director general de Trabajo, Héctor Illueca, o la directora del Injuve, Mari Tere Pérez, y de diputados en Congreso como Rosa Médel, donde el pablismo valenciano está muy representado.

Compartir el artículo

stats