Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La línea Utiel-Cuenca sigue sin servicio tres semanas después de las nevadas

Adif asegura que aún está "valorando los daños"

Imagen de archivo con el apeadero de tren de la estación de Camporrobles, al fondo. | F. BUSTAMANTE

Llegó la borrasca Filomena y lo inundó todo de nieve. Se fue el temporal, hace tres semanas, y se restableció el servicio de trenes en España a falta de un tramo, el mismo que acumula quejas desde hace lustros: el ramal que une Utiel con Cuenca. La línea se denomina de cercanías desde València hasta Utiel (C-3). Sin embargo, desde Utiel hacia Cuenca ya se convierte en un tren de media distancia y solo afecta a un único municipio valenciano, Camporrobles, eterno olvidado.

Camporrobles, la última localidad valenciana antes de llegar a Castilla La Mancha, va de recorte en recorte desde hace años. Según denuncia la Plataforma de Defensa del Ferrocarril de CGT, en 2013 la frecuencia de trenes entre Camporrobles y Valencia, o Cuenca, «era de 4 por sentido, pero, con la entrada de las Obligaciones de Servicio Público (OSP) en junio de 2013, se suprimieron 40.000 trenes anuales en toda la red, y la frecuencia quedó en 3 por sentido». Con la llegada de la pandemia, se dejó solo un tren por sentido. Restablecida la «nueva normalidad» tras el confinamiento, la frecuencia quedó en dos trenes por sentido. Filomena paralizó el paso de un servicio que no se ha vuelto a restablecer.

Pocos pero con derechos

Los usuarios de la línea no son muchos, pero existen y tiene sus derechos. Cuando Adif decidió, en enero de 2020, suprimir el personal de estas estaciones argumentó que solo 10 vecinos de Camporrobles usaban el tren. En Utiel eran 28. La media, en el mejor de los casos, no supera las 50 personas y aunque es cierto que son pocos precisan de este medio de transporte para desplazarse y no lo quieren perder porque no hay alternativa. Y eso es precisamente lo que temen. Que el temporal sea la «excusa» para que la línea no se restablezca.

«A los políticos se le llena la boca con el tema de la despoblación del interior y a Adif con el tema de la inversión en Cercanías en la línea C-3 pero la realidad es que centenares de vecinos se quedan sin servicio y apenas hay repercusión en los medios aunque ahora no tengamos ni transporte público», afirman los afectados por la paralización del servicio.

Desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) aseguran que actualmente «continuamos con las inspecciones para valorar los daños, especialmente en las bocas de los túneles y terraplenes, y concretar las actuaciones a emprender. Los equipos de mantenimiento siguen con los trabajos de limpieza de la vía de restos de árboles, piedras y demás obstáculos». Por eso, de momento, «no podemos avanzar una previsión» sobre cuándo se restablecerá el servicio.

Traviesas almacenadas

Desde la Plataforma de Defensa del Ferrocarril de CGT opinan lo contrario y creen que «es perfectamente factible restablecer el servicio de manera inmediata. Para ser prácticos, solamente con las traviesas que hay almacenadas desde hace décadas en la estación de Utiel se podrían cambiar los 20 kilómetros que unen Utiel y Camporrobles, o siendo más ambiciosos todavía, con las 294.000 traviesa que se cambiaron entre Valencia y Castelló, se podían haber cambiado hasta Cuenca».

Compartir el artículo

stats