Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inversión en cooperación pasa de 3,8 millones a 34,9 en seis años

El 73% de los planes persigue erradicar la violencia contra las mujeres

Solidaridad o cooperación

Solidaridad o cooperación

Cuando el Botànic asumió el poder, la Generalitat Valenciana invertía en cooperación internacional 3,8 millones de euros, tras años de recortes desde 2008 y el inicio de la crisis económica. En los presupuestos aprobados para 2021 la cuantía asciende hasta los 34,9 millones. De hecho, el incremento presupuestario se disparó hasta el 225% más en sólo tres años (de 2016 a 2019).

Un periodo que pertenece al IV Plan Director de la Cooperación Valenciana 2017-2020 cuyos resultados se presentaron ayer tras una evaluación externa que ha constatado un doble objetivo: que estas políticas se han consolidado y que la Generalitat ha sido pionera en alinear esas políticas con la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

De hecho, en el ejercicio 2020, la Comunitat Valenciana fue la cuarta autonomía en volumen de fondos invertidos en ayuda oficial al desarrollo y la quinta en términos relativos.

La consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, presentó ayer el Informe de Evaluación del IV Plan Director y el resultado del proceso participativo que marcará la política valenciana de cooperación durante los próximos cuatro años y que será el V Plan Director 2021-2024. Rosa Pérez estuvo acompañada por la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Toñi Serna, y por la directora general de Cooperación, Xelo Angulo.

El informe de evaluación asegura que el 95% de los proyectos se ha ejecutado lo que, según Pérez Garijo, «demuestra la eficiencia en la gestión y ejecución de los fondos». Pero ¿a qué proyectos se destinaron estos fondos? El imaginario colectivo dibuja en muchas ocasione la ayuda internacional como caridad mal entendida. Sin embargol el informe revela que solo el 15% de los fondos se destinaron a ayuda humanitaria, lo que permitió ayudar a 353.437 personas. El grueso de los fondos (es decir, el 73% de los proyectos cofinanciados) se destinan a igualdad de género y a erradicar cualquier forma de violencia contra las mujeres en los países vulnerables.

«La mayor parte de los proyectos financiados se centran en ayudas al desarrollo lo que significa que no les damos pescado, sino la caña para que puedan pescar. Eso es muy importante», destacó al consellera. Además, el informe destaca que un total de 49.235 estudiantes y 3.142 profesores han participado en más de doscientos proyectos de educación para la ciudadanía global.

Lo que está por venir

Pérez Garijo resaltó que el IV Plan Director ha permitido «integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la actuación ordinaria de la administración valenciana, generando una red de alianzas entre municipios, universidades e iniciativas generadas por las organizaciones de la sociedad civil».

Por su parte, la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Toñi Serna, señaló que «la política de cooperación se tiene que definir colectivamente y tiene que ser capaz de dar respuesta a las expectativas diversas del conjunto de agentes de la cooperación y también de la ciudadanía valenciana». «El período atravesamos pone de relieve la necesidad de articular e impulsar políticas de cooperación en un mundo donde todo es global», comentó.

Respecto al V Plan Director, la consellera Rosa Pérez destacó el proceso participativo que se inició en noviembre con 658 personas de las que casi la mitad (el 43%) pertenecen a ONGD y un 11% son de otros países, una novedad que también puso en valor la consellera.

Compartir el artículo

stats