El decano Colegio Oficial de Psicologia de la Comunitat Valenciana y presidente del Consejo General de Psicología de España, Francisco Santolaya, advierte de que estamos en la primera ola, la sanitaria, pero después vendrá la segunda, la social porque con la vacunación se podrá controlar la transmisión, pero las consecuencia «sociales y psicológicas se van a mantener en el tiempo».

De hecho, ya se ha registrado «un aumento espectacular de toda la problemática psicológica»: el 40 % de los españoles presenta síntomas graves o moderados de depresión, un 30 % ansiedad y un 41 % duerme menos que antes, según se desprende de la última encuesta del Consejo General de la Psicología de España y Sonae Sierra sobre el Malestar psicológico derivado de la covid. Santaloya urge a crear equipos multidisciplinares porque «si no hay una intervención psicológica social pagaremos las consecuencias a lo largo del tiempo». Al respecto, señala que los cuadros de estrés postraumático y adaptativos se mantienen «durante muchísimo tiempo», en el caso de un atentado terrorista el estrés permanece durante al menos siete años.

Con la pandemia del coronavirus, augura que los efectos serán más perdurables en aquellos que peor lo han pasado, bien por perder un familiar, su puesto de trabajo o porque les ha afectado económicamente.

En cualquier caso, las consecuencias dependerán de «si en verano el virus está controlado y llevamos una vida normalizada o está tres años dando vueltas». Con todo, aclara que hay diferencias en los efectos psicológicos ya que dependen de las características de las personas y de la percepción del riesgo que tienen.