La tercera ola de la pandemia de coronavirus sigue de bajada en la Comunitat Valenciana. Los 6.362 nuevos contagios detectados entre el pasado viernes y este lunes, 15 de febrero, la mitad que los registrados una semana anterior, confirman la tendencia a la baja que, sin embargo, no avanza al mismo ritmo en todo el territorio: mientras hay áreas de salud como la de Requena que ya están en el límite del nivel máximo de riesgo de los 250 casos por 100.000 habitantes, en otras, la circulación del virus es todavía muy intensa como en los departamentos de Elx-Hospital General, Elx-Crevillent, Elda y Xàtiva. Es la estampa que dejan los últimos datos de nuevos casos por municipios que ayer actualizó la Conselleria de Sanidad y que trasladan una mejoría «desigual», según qué parte se mire del mapa.

La intensa caída de los nuevos contagios que se está registrando en los últimos días ha permitido que la Comunitat Valenciana abandonara el lunes definitivamente el sambenito de región más afectada por el virus. Después de estar 20 días siendo el farolillo rojo de toda España —con una incidencia acumulada que llegó a 1.459 casos por 100.000 habitantes—, este indicador bajó ayer hasta los 470, a 85 puntos de la media nacional.

La mejora es ostensible —aunque no garantiza que se esté aún fuera de peligro— pero en el mapa hay todavía muchos municipios y varios departamentos de salud que están empujando esa media hacia arriba: son donde la circulación del virus todavía es intensa y donde el efecto de las restricciones está tardando más en notarse.

Así, del análisis de datos por departamentos de salud, se puede decir que más de la mitad, 14 de los 24 están ya en una incidencia por debajo de 500 casos por 100.000 habitantes, que aún así es un límite muy alto, pues duplica el nivel de riesgo máximo marcado por el Ministerio de Sanidad y a partir del cual los gobernantes deben aplicar todas las restricciones en su mano para controlar la epidemia. Diez están por encima de ese corte y, entre ellos, los que peor situación tienen en estos momentos son el de Elda, con una Incidencia Acumulada (IA) de 787 casos por 100.000 habitantes; los dos de Elx, el área dependiente del Hospital General con una IA de 754 y la de Elx-Crevillent con 635, y el departamento de Xàtiva-Ontinyent que se cuela entre las peores con una incidencia de 644 casos por 100.000 habitantes.

Por detrás, no demasiado lejos, el área del Hospital Doctor Peset, en València capital con una incidencia de 578 casos por 100.000 habitantes; la del Hospital General de Alicante con 575; la de la Plana, en Vila-real, con 548; y las tres últimas por encima de 500: la del Hospital General de València (545); Alcoi (539) y La Fe, en el límite con una incidencia de 509 casos por 100.000 habitantes.

A la cola, en este caso con lectura positiva, el área de salud de Requena que, con 250 casos por 100.000 habitantes, estaría en el límite de ese nivel máximo de riesgo que siguen dejando el mapa en rojo.

Lejos del límite para desescalar

La agrupación por áreas de salud ayuda a entender mejor por dónde está ahora circulando aún de forma intensa el virus, indicador que también se puede seguir por municipios. La mejoría de los datos ha permitido que «solo» 284 notifiquen nuevos casos y que apenas 26 municipios, un 4,8 % del total, estén por encima de los 1.000 casos por 100.000 habitantes. En esta lista, como es habitual y salvo la excepción de Onda, todo son pequeñas poblaciones donde unos pocos casos disparan la incidencia al tener muy poca población: Olocau del Rey con una IA de 4.201; Mata de Morella con 3.012 y la Granja de la Costera con 2.807 encabezan esta lista.

Aunque se está mejor, la gran mayoría de poblaciones (siete de cada diez) aún están por encima de ese ansiado límite de los 50 casos por 100.000 habitantes, escenario ideal según los expertos para hacer una desescalada con garantías. De los 542 municipios valencianos, 393, el 72,5 % están por encima de ese umbral de los 50 casos por 100.000 habitantes; 309 siguen en alerta máxima al estar por encima del límite de riesgo que marcó el ministerio de 250 casos por 100.000 habitantes y 149 están por encima de 500, duplicando ese umbral máximo de riesgo.

Como en diciembre

Te puede interesar:

La transmisión del virus ha bajado pero esta tercera ola ha sido tan intensa y la curva tan alta —la peor hasta ahora en la C. Valenciana— que la bajada aún tardará en ofrecer datos «de seguridad». De hecho, los municipios que más casos han reportado han vuelto a ser, como es habitual, los de mayor población y se nota una mejora pero ahora mismo se estaría en las cifras de finales de diciembre, cuando la tercera ola estaba en plena subida.

Así, a medio camino, pero de bajada, València capital ha reportado 1.317 contagios en estos cuatro días; Elx, 608 otra vez por delante de Alicante, que detecta 289; Castelló con 210; Paterna con 167, Sagunt con 129; Burjassot con 102; Bétera con 94; Elda con 90 y Sant Vicent del Raspeig con 86 completa los diez primeros puestos.