El alcalde de Requena, Mario Sánchez, defiende su "absoluta inocencia" ante la investigación que está llevando a cabo el Juzgado de Instrucción 18 de València que ha abierto una nueva pieza (la K) en el caso Taula, por supuestas irregularidades en contrataciones del Ayuntamiento de Requena (también de Enguera) durante el año 2013 por servicios que presuntamente no fueron prestados por Servinum, una empresa donde estaría implicado el exsuegro de Marcos Benavent, el empresario de Xàtiva, Mariano López.

El alcalde de Requena critica no haber tenido ningún tipo de notificación por parte del juzgado y haberse enterado por la prensa. "No hay derecho a que pase algo así", ha declarado a este diario.

Además, Sánchez desgrana el servicio que la empresa Servimun ofreció al Ayuntamiento de Requena. Fue para el Servicio de Apoyo al Ayuntamiento en actividad inspectora, con el objetivo de aflorar la deuda oculta relacionada con el Impuesto de Construcciones y el Impuesto de Actividades Económicas. Se firmó en 2013 por el exalcalde Javier Berasaluce, "después de seguir un procedimiento negociado sin publicidad", explica. El alcalde explica que la empresa se encargaba de investigar estos impagos y una vez que el consistorio hubiera recaudado esa deuda, "le pagaba un 24,5 % más IVA a la empresa,de la deuda que aflorara por su trabajo de inspección".

El alcalde prosigue: "En total se le pagó a la empresa un total de 178.300,87 euros, el 24,5 % más IVA de lo efectivamente recaudado". El contrato original firmado en 2013 se asignó por 50.000 euros, y Sánchez explica que todo el gasto "constan en la contabilidad municipal". "Siendo yo alcalde se pagaron las dos últimas facturas, correspondiente al Impuesto de Actividades Económicas de las cooperativas. Del total de 178.300,87 euros, en mi mandato se pagaron 65.057,50 euros con la firma de la técnico responsable del contrato en la factura de la empresa y todos los informes favorables", señala en el escrito.

Sánchez, además, asegura que no tiene "ningún indicio para dudar de la honorabilidad de Javier Bersaluce en la ejecución de este contrato", ya que se firmó bajo el mandato del alcalde del PP que le antecedió en la alcaldía.

Sánchez insiste en que el procedimiento "fue validado por todos los técnicos municipales" y se muestra dispuesto a mostrar toda la documentación necesaria.

"Quiero manifestar mi desconcierto ante el hecho de haberme enterado de este hecho por la prensa, no habiendo sido notificado formalmente de nada. El sentimiento de indefensión y de no vivir en un Estado de Derecho es total. Cuento los días para poder defender mi honorabilidad", concluye.