Siete de cada diez pacientes han mejorado la artrosis con tratamientos de medicina regenerativa gracias a la incorporación de los llamados tratamientos ortobiológicos que abre nuevas perspectivas para tratar los factores que causan esta enfermedad, según asegura el traumatólogo Enrique Gastaldi.

Estos tratamientos incluyen infiltraciones de ácido hialurónico, el uso de plasma rico en plaquetas y la utilización de células madre o mesenquimales y ayudan a reparar cartílagos, huesos, tendones y músculos lesionados sin necesidad de cirugía a través de células mesenquimales o de plasma del propio paciente.