Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La covid ha estado por encima de casi todo y esto tendrá impacto en muchos pacientes"

Carina Escobar, Presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes

Carina Escobar

Carina Escobar

¿Les han sorprendido los resultados del estudio sobre asistencia en los meses de pandemia?

Ya teníamos un problema con el sistema nacional de salud que es un modelo de los 80 y la sociedad ha evolucionado, la población tiene más edad, más necesidades sanitarias y sociales, pero los datos sorprenden. Después de casi un año no se ha recuperado la asistencia sanitaria prepandemia y esto va a tener unas consecuencias, unos efectos tanto en pacientes crónicos como en quienes han desarrollado una enfermedad y no han sido diagnosticados, es muy preocupante. Un 63 % de crónicos reconoce que su enfermedad empeoró en estos meses y además la pandemia también incide en la salud mental a lo que hay que sumar los problemas económicos. Mientras las personas con discapacidad tienen ayudas sociales, un crónico, salvo en casos muy graves, no tiene nada.

¿Qué es lo que más le preocupa de lo vivido este año?

Uno de los problemas ha sido el retraso en los diagnósticos. Estudios realizados antes de la pandemia revelaban que había pacientes que tardaban entre tres y seis años en tener un diagnóstico y ahora esta situación va a añadirle más años. Esto se debe, por una parte, a la saturación de Atención Primaria y al retraso en la derivación de pacientes al hospital por la covid. Y a eso también hay que sumar que muchos pacientes tuvieron miedo y no acudían al centro sanitario o pospusieron ellos mismos las citas o pruebas. Hay que trasladar el mensaje de que si alguien tiene síntomas debe acudir al médico, no quedarse en casa porque puede ser peor la patología que el contagio.

¿Cómo afectó la pandemia a los pacientes crónicos?

Empeoró su seguimiento porque ahora se prioriza la atención telefónica y no siempre es fácil el acceso al sistema. El no tener un seguimiento médico hace, por ejemplo, que se carguen por defecto las tarjetas sanitarias con sus medicamentos y esto influye en la adherencia a los tratamientos que hace el paciente. Además la pandemia ha hecho que la gente camine menos, coma peor y estos pacientes precisan un seguimiento.

¿Dificulta el seguimiento la consulta telefónica?

En el primer momento de la pandemia la consulta telefónica estaba bien para informar o explicar las prevenciones que tenían que tomar los pacientes, pero después, si no hay asistencia, ni analítica ni pruebas, ¿para qué la quieren, para hablar del tiempo? La atención presencial tiene que darse, no puede ser sustituida por la telefónica.

¿Cree que se ha priorizado a pacientes covid por encima del resto de personas enfermas?

La covid ha estado por encima de casi todo. Hay cosas que se han pospuesto porque no eran urgentes pero puede que sí se vuelvan urgentes al surgir complicaciones. El parón de la rehabilitación en personas con ictus, lesión medular o enfermedades raras puede provocar daños permanentes. El que no se hicieran pruebas, las problemas para acceder al tratamiento, el no seguimiento de los pacientes... Todo esto va a tener un impacto a medio plazo y los resultados no se observarán hasta dentro de un año.

¿Qué pacientes han tenido la mayor afección?

Pacientes con alguna patología y que han sufrido problemas como infartos o ictus y al no ser atendidos algunos se han ido. Por miedo al contagio los hospitales recibieron un 40 % menos de pacientes con infarto y un 28 % de ictus durante la primera ola. Además, se prevé que uno de cada cinco pacientes con cáncer no ha sido diagnosticado o se le detectó tarde, los pacientes con problemas renales que tienen que hacer diálisis e ir al centro sanitario han estado más expuestos al contagio, etc...

¿Cree que el hecho de centrar esfuerzos en la investigación de la covid puede afectar también los estudios sobre otras patologías?

Nos preocupa que se paralice la innovación de otros medicamentos, de nuevos fármacos para patologías como el cáncer, por ejemplo. No podemos perder derechos aunque estemos en una situación complicada. La enfermedad no tiene edad, la cronicidad afecta a muchísima gente y es invisible.

¿Era inevitable estos problemas en la atención sanitaria o creen que había otro modo de gestionar la pandemia?

El problema es que en sanidad quedaba mucho por hacer, se necesita un liderazgo para desarrollar una estrategia de salud pública seria que permita proteger a la población, incluidos aquellos que tienen una patología. Hay que entender que nadie estaba preparado para la llegada de este virus y que los sanitarios han hecho un esfuerzo por diferenciar espacios covid y no covid pero hay que ir más allá con los cambios. Hay que diseñar una estrategia, prepararse para en esta situación de pandemia poder atender las necesidades de los pacientes crónicos.

¿Qué aspectos creen desde la Plataforma que hay que mejorar?

No puede haber diferencias ni en el trato ni en los recursos por comunidades. No puede ser que depende donde vivas tengas acceso a diferentes servicios. Hay que poder hacer como antes. Se traslada al paciente y la comunidad de origen que asuma los costes. Y los mismo en los pueblos, no se trata de tener todo en todos los pueblos pero sí que se facilite transporte para ir al médico o al hospital.

Compartir el artículo

stats