Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis obliga a realizar en 2020 el mayor esfuerzo en gasto social de la historia

La inversión per cápita en educación, sanidad y bienestar se acerca a los 3.000 euros por habitante - Aumenta 4.200 millones con el Botànic

La crisis obliga a realizar en 2020 el mayor esfuerzo en gasto social de la historia

La crisis obliga a realizar en 2020 el mayor esfuerzo en gasto social de la historia

La evolución de los recursos destinados por la Generalitat a hacer frente a la covid y a ampliar el escudo social ante el avance de la pandemia ha provocado que al cierre de 2020 la Administración autonómica haya alcanzado su techo en inversión en servicios públicos fundamentales desde que existe el modelo autonómico.

Según los datos recabados a partir de la liquidación provisional del presupuesto del año pasado, el gasto en servicios públicos fundamentales ascendió a 15.151 millones con una subida superior al 10 por ciento en apenas un año.

Un refuerzo del sistema público valenciano que supone alcanzar prácticamente los 3.000 euros por habitante, una cifra que no se había conocido en la historia del autogobierno y a la que se llega pese a la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana, pendiente de una reforma del sistema de financiación que nunca llega.

Como se observa en el gráfico el gasto en servicios públicos no ha dejado de crecer desde la llegada de los partidos del Botànic al poder autonómico en 2015 pero ha registrado su mayor empujón en 2020 obligado por las circunstancias de la pandemia. El cambio de gobierno de 2015 se produjo justo en el momento en que la Comunitat Valenciana tenía una de las cifras más bajas de protección social de la última década. Desde que se firmó el pacto de izquierdas, la inversión per cápita sumando Sanidad, Educación y Política Social, aumentó en 808 euros por cada valenciano.

Crecimiento desde 2014

El gráfico que acompaña esta información resume cómo la reacción del Consell a la crisis derivada del coronavirus ha sido diametralmente opuesta a la que se dio tras la recesión de 2008 cuando estalló la burbuja inmobiliaria y derivó en una crisis bancaria que dio pasó a unas durísimas políticas públicas de austeridad que afectaron a la inversión social, de forma que los valencianos vieron empobrecidas sus políticas públicas hasta caer a los 10.954 millones en el último año de gobierno popular. Desde entonces la curva ha cambiado de tendencia. Y si en el primer año de gobierno botánico el sistema público de protección se reforzó ya en mil millones, en estos cinco años ha aumentado en más de 4.200 millones. En el último año que se acaba de cerrar, el Consell recibió una aportación del Estado a través del fondo covid de 1.500 millones para hacer frente a la pandemia, que ha permitido mantener la curva ascendente hasta alcanzar con 15.151 millones el mayor registro con una subida del 38 por ciento desde el año 2014.

Además, 2020 deja también el mayor aumento anual de la década con 1.400 millones, lo que da cuenta de la magnitud de la crisis generada por la covid y de la respuesta pública que ha forzado.

El jefe del Consell, Ximo Puig, se refirió a esta cuestión recientemente en una sesión de control en las Corts en la que reprochó al PP que aplicara el mayor recorte de la historia en política social con las políticas de austeridad. Ello frente a la reacción del actual gobierno que «ha fortalecido el sistema de bienestar , dijo Puig

Compartir el artículo

stats