Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los dueños de los pisos turísticos pierden el 58 % de sus ingresos

El desplome del sector provoca una caída de beneficios de 53 millones de euros en 2020

Una turista en el centro de València a principios de 2020. | GERMÁN CABALLERO’

Una turista en el centro de València a principios de 2020. | GERMÁN CABALLERO’

Los dueños de los apartamentos turísticos de València han perdido en 2020 el 58 % de los ingresos respecto a 2019 por el desplome del turismo a causa de la pandemia. Los propietarios de las 5.979 viviendas turísticas censadas en la capital del Túria han dejado de percibir más de 53 millones de euros. Alicante y Benidorm han resistido mejor el parón del turismo con una bajada de los ingresos de menos del 50 % a pesar de las restricciones de movilidad, según un informe de la patronal hotelera de la Comunidad Valenciana Hosbec. Los apartamentos turísticos de la ciudad de València generan 2.000 puestos de trabajo directos.

El alquiler tradicional ofrece una rentabilidad de entre el 4 % y el 5 % y los inversores en pisos turísticos en València buscan un retorno de entre el 12 % y el 13 % al año. El derrumbe del turismo por el coronavirus ha provocado que centenares de propietarios de pisos turísticos se hayan cambiado al alquiler residencial. El análisis de Hosbec precisa que un 15 % de las viviendas turísticas han pasado al alquiler tradicional, lo que implica rebajas del precio de entre el 20 % y el 45 %.

El informe precisa que los apartamentos turísticos de València consiguieron su mejor dato de ocupación en febrero con un 68 % de las viviendas alquiladas. Marzo supuso el punto de inflexión a partir del cual no se volvieron a superar los datos registrados en 2019. Los meses donde se concentra ron las mayores pérdidas respecto al año anterior fueron los comprendidos entre julio y septiembre con una caída de los ingresos de 21 millones de euros. A lo largo de todo 2020, la cifra de negocio de los apartamentos turísticos en la capital del Túria fue de 38,4 millones de euros, La tarifa media diaria durante 2020 osciló entre 72 y 85 euros para las viviendas enteras y entre 23 y 28 euros para las habitaciones sueltas. A pesar de la situación, las tarifas se mantuvieron estables.

La facturación de alquileres de viviendas para uso turístico en Alicante y Benidorm cayó en 2020 más de 30 millones de euros. En el caso de Benidorm, los ingresos bajaron un 44,3 % en relación con 2019, mientras que, en la ciudad de Alicante, el descenso fue del 49,3 %. En números globales, los ingresos por este tipo de alojamientos en Benidorm fueron de 15 millones de euros. En Alicante, la facturación alcanzó los 19 millones.

Compartir el artículo

stats