La Conselleria de Sanidad ha enviado esta tarde un escrito a la gerencia del hospital de Torrevieja, de gestión público-privada y cuyo contrato expira en octubre, un escrito en el que reclama explicaciones por la entrada en el centro sin ningún tipo de aviso previo de una comitiva de la que formaban parte la presidenta de los populares valencianos, Isabel Bonig; el presidente del PP y de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón o el portavoz de Sanidad, José Juan Zaplana.

Fuentes de Sanidad aseguran que no saben cuanta gente ha accedido al centro y añaden que la conselleria quiere conocer quien les ha dado permiso. El departamento que dirige Ana Barceló no tiene constancia de que se haya producido petición alguna por parte del departamento de Torrevieja para que los populares pudieran acceder al centro, justo en un momento en que el acceso está prohibido salvo que se pida permiso, señalan.

Desde el PP aseguran que la visita responde a una petición de reunión del comité de empresa que se ha producido en un edificio administrativo donde está el salón de actos. Los populares aseguran que no han entrado a ninguna dependencia del hospital en la que hubiera pacientes. Según fuentes del PP el comité de empresa ha pedido también una reunión con el presidentye Puig y la consellera Barceló.

Aseguran desde Sanidad que es una visita externa en un momento en que la pandemia aún está descontrolada y sin pedir permiso y añaden que de haberlo solicitado la habrían autorizado con las recomendaciones de no acceder a determinadas zonas. Ya ocurrió algo similar hace unas semanas cuando la presidenta del PP, Isabel Bonig, y la portavoz en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, se presentaron en el hospital de campaña después de que 26 personas fueran desalojadas por las molestias que provocaba el viento. No pudieron entrar porque no tenían permiso y Sanidad les hizo saber que podrían entrar la semana siguiente pero ya no acudieron.

Sanidad ya decidió prohibir las visitas en hospitales a través de una instrucción a los hospitales cuando se inició la pandemia.

En la visita, la delegación del PPCV ha defendido que el departamento de Torrevieja mantenga el sistema de colaboración público-privada. "Lo que funciona no se debe tocar", ha dicho Bonig que ha manifestado en el Hospital de Torrevieja su rechazo a la reversión del departamento de salud a gestión pública y ha anticipado una batalla política en las Corts para evitar el fin del contrato de Ribera Salud.

La portavoz de Sanidad del PSPV-PSOE en las Corts Valencianes ha lamentado que Bonig "esté más centrada en hacer un tour fotográfico por instalaciones sanitarias que en aportar propuestas para luchar contra la pandemia"

Critica que la dirigente del PPCV haya acudido al hospital de Torrevieja "en plena pandemia y sin los permisos sanitarios oficiales para visitar estas infraestructuras" y que "esté más centrada en tratar de crispar y enfrentar a la ciudadanía que en hacer propuestas serias"

Martínez ha lamentado que "el principal partido de la oposición esté más centrado en tratar de crispar y enfrentar a la ciudadanía que en hacer propuestas serias y rigurosas y arrimar el hombro en la lucha contra la pandemia". "Frente a los desvaríos del PP, este Consell está centrado desde el minuto uno de la crisis sanitaria en reducir los contagios, salvar vidas y reforzar al máximo un sistema sanitario público que el PP dejó maltrecho", ha añadido, y ha defendido que "en el modelo público el balance se hace en términos de salud y la vida de una persona no se mide por el coste de su tratamiento".