Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantó lanza guiños a PP y Vox en pleno debate sobre unir a la derecha

Jalea al partido de Abascal al decir que es perfectamente democrático y recuerda los escraches a Rita Barberá

El líder de Ciudadanos, Toni Cantó, espera a que una ujier limpie la tribuna para iniciar su intervención esta mañana

El líder de Ciudadanos, Toni Cantó, espera a que una ujier limpie la tribuna para iniciar su intervención esta mañana

En pleno debate sobre el acercamiento entre partidos de la derecha que ha cogido vuelo tras el descalabro en Cataluña, donde Vox pasa a ser la opción más reforzada, el síndic de Cs, Toni Cantó, ha lanzado esta mañana numerosos guiños a derecha y ultraderecha.

Con un tono que nada tenía que ver con el de hace quince días cuando, en plena campaña catalana, llamó impresentables e inútiles a Podemos y Compromís, Cantó ha criticado a quienes hacen un cordón sanitario a Vox «un partido completamente democrático».

En un debate trufado de agenda nacional con temas que podrían haber deparado una sesión de control al Gobierno de España, la de esta mañana en el parlamento valenciano al jefe del Consell, Ximo Puig, pareció avanzar el fin del idilio que Cantó mantenía con los socialistas, aunque los puentes abiertos con Puig en el trimestre previo a la aprobación de los presupuestos siguen en pie.

Cantó, aplaudido por Vox y diputados populares, pero no por algunos miembros de su propio grupo, se llevó el protagonismo en una sesión en la que acusó a la izquierda de pactar con terroristas y golpistas y llamó «marquesa de Galapagar» a la ministra de Igualdad, Irene Montero, un término muy del gusto de la ultraderecha.

Incluso citó a Rita Barberá para recordar que fue víctima de escraches de la izquierda mientras reprochaba a la vicepresidenta, Mónica Oltra, que «lloriqueara» cuando la ultraderecha se presentó a las puertas de su casa con música de Manolo Escobar.

La luz al final del túnel

Puig volvió a llamar a la cohesión y la unidad de acción de la clase política, como la que suscitó el 23F, dijo, y mantuvo un tono moderado y centrado en las respuestas a la pandemia, de la que ya se ve la luz al final del túnel, dijo. La lideresa del PP, Isabel Bonig, advirtió de que el Consell no se prepara ante una cuarta ola ni ante la amenaza de la cepa británica y dijo que el PP tiene un plan que pondrá a disposición del Consell.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el síndic del PSPV, Manolo Mata Efe

El síndic de Compromís, Fran Ferri, lamentó que la derecha nunca apoye las restricciones del Consell que salvan vidas y Vox dijo que la izquierda valenciana es filial de Bildu y que hay un ambiente guerracivilista, a lo que la vicepresidenta Oltra respondió que de democracia van justitos y que solo alientan el odio.

La síndica de Unides Podem, Pilar Lima, dijo que tras las protestas está la «desconexión generacional» de la juventud y pidió investigar abusos policiales. 

Compartir el artículo

stats