Más de 1.500 taxis de la Comunitat Valenciana, un tercio de los que hay en la autonomía, han solicitado las ayudas de la Generalitat para paliar los efectos económicos de la covid-19 y la disminución de la movilidad. Hasta el 10 de marzo está abierto el plazo para solicitar estas ayudas, que serán como mínimo de 1.000 euros, según explicó el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad. Del total de las presentadas, 716 solicitudes corresponden a la provincia de Valencia; 95 a la de Castelló y a la de Alicante, 707.