Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los excedentes de las lluvias permiten reforzar los aportes hídricos a l’Albufera

La CHJ redirige parte del agua desembalsada en Loriguilla para la mejora medioambiental del lago

Albufera

Albufera

Las aportaciones hídricas generadas por la borrasca Filomena en gran parte de la cuenca del Turia, junto con las últimas lluvias, han obligado a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) a realizar desembalses técnicos, desde principios de febrero, con el objetivo de vaciar parcialmente los embalses que estaban prácticamente llenos y que puedan cumplir sus funciones de laminación en caso de avenidas. Es lo que se denomina como «resguardo estacional».

Los pantanos que ahora están desembalsando, según informó ayer el Ministerio para la Transición Ecológica, son El Arquillo de San Blas (Teruel), Benagéber y Loriguilla (Valencia). En este último caso, parte del excedente del agua desembalsada se está redirigiendo a través de las acequias hacia l’Albufera, con el propósito de conseguir la mejora medioambiental del lago y paliar su deterioro, dados los problemas hídricos, de contaminación y pérdida de especies animales por los que atraviesa este paraje.

En concreto, la Acequia de Favara está vertiendo 1,5 metros cúbicos por segundo a la Rambla del Poyo, que desemboca en el lago de l’Albufera, aunque esta situación puedecambiar en función de cuáles sean sus necesidades de riego. Por su parte, la Acequia del Oro está derivando 0,8 m3/s, un caudal que en su mayor parte está llegando al lago de l’Albufera, dada las pequeñas necesidades de riego en esta época del año. Estas aportaciones de agua se han realizado gracias a la colaboración de las Comunidades de Regantes de las Acequias de Favara y del Oro,quienes han dado todas las facilidades para que el agua desembalsada pueda transcurrir por sus acequias. Todo ello bajo la supervisión de la Consellería d’Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica.

Además, desde el 15 de febrero, la Marjal dels Moros ha estado recibiendo unos 300 l/s a través de la Acequia Real de Moncada, aunque desde el pasado domingo 22 de febrero las aportaciones son mucho menores, al estar prácticamente llena, según indican las mismas fuentes del Ministerio.

Pérdida de aportaciones

Hay que recordar que el Ayuntamiento de València alertó recientemente de la pérdida del 80% de las aportaciones de la Confederación Hidrográfica del Júcar a l’Albufera, cuando anunció una serie de alegaciones ael Plan Hidrológica del Júcar para conseguir 70 hectómetros cúbicos de agua adicionales para el lago. El presidente de la CHJ se comprometió a defender un aumento de los aportes hídricos y el plan de renaturalización del nuevo cauce.

Compartir el artículo

stats