La policía ha detenido a dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, que esta pasada noche participaban en un botellón en un parque de la localidad de Mislata en el que se habían reunido medio centenar de personas y que durante la actuación de las fuerzas de seguridad lanzaron piedras, botellas y cohetes a los agentes, uno de los cuales resultó herido.

    Fuentes municipales y de la Jefatura superior de Policía han informado de que, en un primer momento, la policía local procedió a disolver una concentración de jóvenes en el parque de La Canaleta que estaban consumiendo alcohol y tirando carretillas de cohetes.

    Los agentes fueron recibidos con pedradas y como consecuencia de estos incidentes detuvieron a un menor, que fue trasladado a dependencias policiales por un delito de atentado y entregado posteriormente a su madre.

    Poco después, el resto de jóvenes se trasladó a la sede de la policía local de Mislata y comenzaron a tirar piedras, e incluso algunos de ellos intentó saltar la valla de protección que había en el exterior.

 

Despliegue policial en Mislata

   Ante el cariz que tomaban los hechos, la Policía Local pidió la colaboración de la Policía Nacional, que envió una Unidad de Prevención y Reacción (UPR), que dio una batida y procedieron al cierre del parque de la Canaleta, momento en el que fueron recibidos de nuevo con el lanzamiento de piedras y botellas.

    En esta segunda actuación se detuvo a otro joven, mayor de edad, y se dispersó al resto.

 

Ataque de jóvenes a la Policía en Mislata L-EMV

   Tanto la Policía Local como la Nacional han abierto una investigación para determinar las responsabilidades de los participantes en estos hechos, calificados como graves, han indicado las fuentes.

    En las redes sociales, el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, ha expresado su apoyo a las fuerzas de seguridad y ha asegurado que se trata de un "hecho aislado, protagonizado por la actuación de una minoría, de unos jóvenes que no representan al municipio ni a la juventud".     "Mislata estará siempre al lado de la convivencia y no tolerará nunca actos de esta clase", ha resaltado Fernández Bielsa.  En este sentido, el alcalde ha ordenado el cierre del parque (donde se reúnen de forma habitual los jóvenes) todos los días a partir de las cinco y media de la tarde, hasta el 19 de marzo.

Hace unos meses los cuerpos de seguridad ya tuvieron que intervenir en ese mismo parque por una pelea similar entre jóvenes.