Mientras se espera la llegada, más o menos inminente, de una cuarta ola que vienen anunciando los virólogos, en parte de Europa se incrementan los contagios a un ritmo muy rápido y algunas autonomías han experimentado un repunte en los últimos días, la Comunitat Valenciana continúa arrastrando la inercia positiva provocada por el efecto de las medidas restrictivas y ve cómo se consolida la mejoría de la situación pandémica.

La actualización de datos de la Conselleria de Sanitat revela que ayer acababa la semana con la menor cifra de nuevos positivos de los últimos siete meses. Entre el lunes y el domingo, la Generalitat informó de un total de 2.767 casos, a una media de 395 casos diarios, con un pico máximo de 585 el pasado martes.

Suponen 803 menos que la suma de las siete jornadas anteriores, cuando hubo 3.570 (510 casos diarios de media con un pico de 829) y 8.120 más que hace dos semanas, entre el 15 y el 21 de febrero (1.160 de media y un máximo de 3.065).

Para encontrar una cifra similar a la registrada esta semana que ayer acababa hay que retroceder hasta el pasado mes de agosto. En concreto, entre el 17 y el 23 de ese mes hubo un total de 2.814 contagios. Hay que tener en cuenta que en aquellos meses no había actualización de datos los domingos por parte de la Generalitat, por lo que la cifra exacta puede variar ligeramente, siempre por arriba. Durante esos días de agosto aún tenían efecto en la Comunitat Valenciana brotes como el que se produjo en Gandia, con más de un centenar de infectados y que se detectó en la zona de ocio nocturno. Fue a partir de ese momento cuando se fechó el inicio de la segunda ola, que dejó semanas con casi 3.800 contagios, como la del 21 al 27 de septiembre.

Ayer, al mismo tiempo, se registraba la cifra más baja de toda la semana, con 162 nuevos contagios positivos (173 menos que hace siete días), algo que, por otra parte, también suele ser habitual de los domingos. De hecho, en la comparación por semanas se aprecia claramente cómo el martes suele ser el día de la semana en que repuntan los casos de forma más abrupta para estabilizarse el resto de jornadas.

La Comunitat Valenciana registra una tendencia a la baja desde la pasada semana. En los últimos quince días, la cifra de contagios más alta se registró el martes 23, con 829 positivos.

Desde el pasado jueves, cuando se alcanzaron 489 contagios nuevos, la tendencia fue en descenso hasta cerrar la semana, con 450 el viernes, 308 el sábado y los 162 del domingo. Un ejemplo de cómo ha mejorado la situación es que en toda esta semana se han registrado el mismo número de casos que en un solo día del periodo entre el 15 y el 21 de febrero.