La científica y viróloga Margarita del Val, fue quien se atrevió a predecir que la cuarta ola de coronavirus llegaría para finales de este mes de marzo. Precisamente sobre la evolución de la pandemia de covid se ha pronunciado esta científica del CSIC y en esta ocasión lo ha hecho de un modo más optimista de lo habitual, dando las claves de cuándo mejorará la situación y, atención, porque puede ser en verano.

Lo ha hecho en una entrevista publicada por eldiario.es y en la que analiza pormenorizadamente el año que llevamos de crisis sanitaria y se aventura a hacer pronósticos con los datos actuales.

Del Val se ha mostrado "sorprendida" por la actitud de la sociedad durante los meses de pandemia. Concretamente sobre algo que sucedía cada vez que las cifras de contagios mejoraban y descendían los muertos por coronavirus: "esa sensación de que cuando bajaba cada oleada pensábamos que todo se había acabado", algo que llevaba a la gente a bajar la guardia y como consecuencia nos ha llevado a empeorar los casos.

"He preferido estar preparada y saber que esto iba a ser a largo plazo, por eso me han llamado muchas veces pesimista y ceniza", ha declarado la prestigiosa científica quien hizo comparó esta pandemia con una prueba de atletismo y que es preferible "estar preparado para una carrera de largo recorrido que para hacer un sprint y acabar agotado". Esta visión de la situación la ha llevado a copar los medios con sus pronósticos plagados de cautela y precaución.

Cuándo acabará la pandemia de coronavirus

Sin embargo la científica se ha aventurado a señalar el punto de inflexión que puede llevarnos a una mejoría importante de los datos y que supondrá "un cambio radical" en la pandemia. Margarita del Val se refiere a la vacunación de los grupos más vulnerables, "que son fundamentalmente los mayores de entre 70 y 75 años y los grupos de riesgo con enfermedades crónicas". En su opinión este momento que lo cambiará todo llegará "quizás para el verano".

A la vacunación, la experta suma otros factores que ayudarán a la mejora de la pandemia, que en verano las actividades y la vida en general las celebraremos al aire libre. El suministro masivo de vacunas "coincidirá con más conocimiento científico y con el buen tiempo".

"No sé si seremos capaces de aguantarlo"

La fatiga pandémica que reina entre la población tras un año de restricciones y de sistemas sanitarios colapsados hace mella. La flexibilización de las medidas restrictivas ha supuesto una bocanada de aire fresco pero puede volverse en un arma de doble filo. A esto hacía referencia Del Val cuando alertaba de la cuarta ola: con la llegada de los festivos de Semana Santa no se anularán los planes y las concesiones en la movilidad junto con el mal tiempo puede ser un cóctel peligroso.

A este cansancio generalizado también se ha referido la viróloga: "mi único punto de precaución es que hasta que no logremos tener vacunadas a todas esas personas no nos confiemos demasiado". Para esto es necesario que "no nos confiemos demasiado" hasta que estén vacunados todos los grupos de riesgo que señala Del Val. Además pone el foco en una cuestión sanitaria que todavía no está resuelta, se refiere a que se desconoce si las personas vacunadas seguirán siendo contagiosas.

Te puede interesar:

En este sentido insiste en que habrá que mantener la precaución "durante unos meses pero no sé si seremos capaces de aguantarlo". Y sentencia "tenemos que proteger a los que están a punto de vacunarse para que no pierdan el último tren". 

Margarita del Val habla de las vacunas como punto de inflexión en la pandemia