La paralización de la inoculación de las vacunas de Astrazeneca entre los equipos docentes de la Comunitat Valenciana ha causado episodios de incertidumbre en los diferentes puntos de distribución repartidos en València. Algunos profesores sí han recibido la primera de las dos dosis, mientras que otros se han quedado a las puertas de ello.

Tal es el caso de Rubén Casas -maestro de primaria de CEIP 8 de Març- y Rosa Cañizares -maestra de Infantil del colegio público Cervantes-. Ambos dan clase en centros de València y han sido testigos de primera mano de la paralización de la vacuna de AstraZeneca al personal docente. Los dos se encontraban haciendo cola, esperando su turno. Se han quedado a las puertas.

Rubén Casas explica que las noticias sobre los problemas de Astrazeneca ya se comentaban antes de llegar al punto de distribución: "De camino ya se hablaba del tema, había como un poco de temor". De hecho, sí han tenido contacto con profesionales que han recibido la primera dosis: "Ha habido un momento en el que había hasta un poco de cachondeo, gente que hablaba de la vacuna que había recibido era de un lote que iban a retirar... era todo un poco extraño, parecía una película".

Paralizan la vacunación del personal educativo con las dosis de Astrazeneca J. M. López

Sin embargo, la situación se ha puesto serie al recibir las primeras explicaciones oficiales. Miguel Soler, secretario autonómico de Educación, ha salido a dar explicaciones a los presentes: "No hemos oído nada, había mucha gente y con las mascarillas es más difícil. Sin embargo, entonces sí hemos sabido que pasaba algo ya. Estábamos en la cola, nos hemos quedado a las puertas". Consultado sobre si se vacunará si lo vuelven a llamar, el maestro claro: "Yo iba con la idea de haber vuelto a casa con la primera dosis, estaba preparado ante los posibles efectos adversos. Si me llaman en 15 días y me dicen que me van a inocular la vacuna de Astrazeneca no lo dudaré. Iba bastante optimista y lo sigo siendo. Está bien que lo estudien y que sean serios. Pero la vacunación es necesaria".

Rosa Cañizares, maestra de infantil: "Sabíamos lo que estaba pasando en Europa, y estábamos intranquilos"

Rosa Cañizares, maestra de Infantil del colegio público Cervantes en València también ha sido testigo de primera mano de la paralización de la vacuna de AstraZeneca al personal docente. Se encontraba haciendo cola y esperando su turno en el centro Jubiocio-Nou Benicalap.

"Todo el personal docente: maestros, conserjes, monitores de comedor del colegio Cervantes estábamos haciendo cola esperando a que nos tocará el turno para vacunarnos", apunta. La docente ha señalado que "ya sabíamos que en algunos países de Europa se habían paralizado estas dosis y que en España estaban estudiándolo". " A los 5 minutos de estar ahí ya sabíamos que en España se había suspendido durante quince días la vacunación de AstraZeneca, y enseguida, el personal sanitario ha salido del centro para decirnos que no nos iban a vacunar". 

La maestra de Infantil, Rosa Cañizares ha señalado que después de escuchar las noticias que les llegaban de otros países estaban "intranquilos. Hasta que ya nos han avisado de lo que ocurría y nos hemos ido a casa, ahora toca esperar a ver que ocurre con nuestra vacuna". Consultada sobre su opinión si la vuelven a llamar para recibir la dosis, su postura es clara: "Sí, si durante estos quince días las autoridades sanitarias lo recomiendan y prueban que es segura, sí que me vacunaré".