AstraZeneca ha copado titulares en los últimos días debido a las malas noticias de los últimos días, que culminaban el lunes cuando el Ministerio de Sanidad ordenaba la paralización con este antídoto al menos durante los próximos 15 días. Esta decisión encontró precedentes en otros países europeos donde se estaban produciendo suspensiones en cascada de la vacunación con la vacuna de Oxford. Este miércoles amanecíamos con que se está investigando el caso de dos agentes de Policía Nacional y uno de Guardia Civil en Valencia que han sufrido trombos tras ser vacunados con AstraZeneca.

La cancelación de la inoculación de AstraZeneca sorprendió a la Comunitat Valenciana en plena vacunación masiva del personal docente y no docente de los centros educativos valencianos. Apenas tres horas después de que diera comienzo la vacunación en los puntos destinados para ellos, tuvo que interrumpirse de forma brusca. Tanto es así que en un momento dado, el jefe de Medicina Preventiva del hospital de La Fe de València, recorrió los pasillos del hospital de campaña gritando que había que suspender la vacunación tras la llamada de Conselleria dando la orden.

Los efectos secundarios que se están estudiando y que podrían estar provocados por esta vacuna están detrás de esta decisión. Las trombosis de senos venosos y los casos de anafilaxia (alergia grave) que se han registrado en algunas personas que recibieron las dosis de AstraZeneca han llevado a la paralización del antídoto británico. Y todo, pese a que la OMS ha recomendado que se siga utilizando: "la gente sufre de eventos tromboembólicos que provocan muertes cada día, la cuestión es si esto tiene que ver con la vacuna. Los expertos han analizado los datos y hasta el momento no hemos encontrado una asociación con la vacuna", según declaró la científica jefa de la Organización Mundial de la Salud, Soumya Swaminathan.

De hecho, la propia Margarita del Val, la científica del CSIC ha asegurado con respecto a los efectos secundarios de esta vacuna que "el número de casos de trombosis detectados que hay es inferior, drásticamente inferior al normal del que ocurre en la población".

Intereses empresariales

Precisamente el día previo a que se lanzara este anuncio que va a trastocar los calendarios de vacunación de medio mundo, concretamente el domingo por la noche, el urgenciólogo y adjunto a Urgencias del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, César Carballo que colabora en el programa La Sexta Noche, hizo unas declaraciones acerca de las últimas noticias acerca de esta vacuna y la "mala prensa" que rodea a su nombre.

"Cuidado con suspender la vacunación masiva que puede tener responsabilidades penales y que está salvando vidas", decía Carballo, "cuidado con suspender la vacunación en base a nada". De hecho este médico hacía énfasis en que los anticonceptivos orales "elevan la posibilidad de generar trombosis".

Acerca de las causas por las que están apareciendo estas noticias señalaba que podrían venir de "más allá de temas médicos". Se trataría, en opinión de Carballo, de que AstraZeneca "es la que menos cuesta y es una de las empresas que se ha negado a tener beneficio; la está vendiendo por el coste", comparando los 5 euros que vale un vial de esta vacuna frente a los 18 euros de Pfizer y los 25 de Moderna, por lo que la sospecha de que los intereses empresariales estén detrás de estas noticias está presente.

Te puede interesar:

Vacunas de Astrazeneca.