Vicente Castillo, miembro del Consejo General de Ciudadanos y asesor del grupo de Cs en la Diputación de Alicante, anunció ayer que deja el partido. Según afirma ya le habían comunicado que iban a dejar de contar con él. Castillo se ha mostrado muy crítico con la estrategia de la actual presidenta de la formación naranja, Inés Arrimadas. Su salida se une a la de Emilio Argüeso, senador que se fue con el acta al grupo mixto en la Cámara Alta, a Toni Cantó, que abrió la veda de salidas, o a la diputada nacional Marta Martín.

En una carta, Castillo recuerda sus inicios en Cs hace quince años en Cataluña junto al expresidente Albert Rivera y a otros como José Manuel Villegas, Fran Hervías, Juan Carlos Girauta, Jordi Cañas y Manuel García Bofill.

El hasta ahora miembro del Consejo General también señala que estuvo en la Ejecutiva nacional seis años y que ha sido miembro del Consejo General desde 2010. Se muestra orgulloso de su etapa como subsecretario de Implantación Nacional en el periodo de «máximo crecimiento» de Ciudadanos. «Conseguimos llegar hasta el último rincón de España y rozamos la Moncloa», dice para criticar la gestión de la actual dirección del partido, encabezada por Inés Arrimadas. Considera que quienes han recibido la herencia de años trabajo han acabado con todo de un plumazo por sus malas artes y decisiones.