La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, espera presentar en breve una propuesta de reforma del modelo de financiación autonómica en la que el criterio prioritario sea el de la población ajustada, una de las demandas del Consell y de los expertos valencianos. Montero apeló ayer a la necesidad de encontrar un «clima de consenso» para que salga adelante. Así se lo aseguró al diputado de Compromís Joan Baldoví durante una interpelación en la sesión de control al Gobierno en el Congreso en la que el parlamentario valenciano se quejó de que el Ministerio de Hacienda aún no haya dado plazos para acometer esta reforma y que lo justifique con la pandemia del coronavirus.

Ante esto, Montero reafirmó el compromiso con el calendario y con los acuerdos firmados con Compromís avanzando que a lo largo de estos meses o días se empezará a discutir la variable como la de la población ajustada.

Sin embargo, Baldoví defendió durante su intervención aplicar el coste de servicio, si bien pidió que «haga una propuesta ya por el amor de Dios» y un fondo de nivelación mientras se negocia esta reforma para las comunidades como la valenciana, que están financiadas por debajo de la media.

La ministra rechazado este fondo de nivelación porque considera que «implosonaría» y reivindicó la aportación del Ejecutivo a las comunidades autónomas a través del Fondo Covid-19.