A raíz del hallazgo de coronavirus en dos visones americanos silvestres muertos en el límite de las provincias de Castelló y Teruel, la organización ecologista WWF ha exigido a los gobiernos de la Generalitat Valenciana y de Aragón una investigación «rigurosa» y responsabilidades concretas si se confirma que ambos ejemplares proceden de escapes de la cercana granja de Viver (Castellón) o de la granja de La Puebla de Valverde (Teruel), cerrada por infección masiva en verano.

La organización ha alertado de que se trata de los dos primeros animales salvajes encontrados muertos e infectados por la covid-19 de Europa y el segundo caso en todo el mundo, y todos ellos eran visones americanos. A los más de 400 brotes de covid en granjas de visón americano de todo el mundo -cuatro en España-, ahora hay que sumar estas infecciones de la especie también en estado salvaje.