Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Migraciones

Las muertes de migrantes en la costa mediterránea quintuplican a las del Estrecho

Un total de 231 personas han muerto o desaparecido intentando alcanzar las costas valencianas, murcianas o baleares desde el litoral argelino en 2020 - Es la segunda ruta migratoria más mortífera, solo por detrás de la Canaria

Salvamento Marítimo rescata una patera con 10 migrantes en aguas de Alicante.

Salvamento Marítimo rescata una patera con 10 migrantes en aguas de Alicante.

Cada dos días, una persona migrante muere o desaparece intentando alcanzar nuestras costas en patera. 231 en el año 2020. Sin contar los cadáveres hundidos en medio de los 650 km inmensidad que separan Argelia de las costas valencianas, murcianas y baleares y que nadie vio nunca. Este trayecto se llama «ruta de Levante», y ya supera en muertes a la del mar de Alborán (sur de Andalucía) y quintuplica en fallecidos a la del Estrecho de Gibraltar, aunque a penas supone una sexta parte de las registradas en la ruta Canaria.

Son los datos hechos públicos esta semana por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) en su informe anual. Datos que esconden cadáveres detrás, y que ratifican que una de cada 8 muertes y desapariciones  de personas en pateras pertenecen a esta ruta que desemboca en nuestras playas.  En 2019 esta ruta registró 58 muertos, cuatro veces menos que en 2020. A nivel estatal las cifras arrojan que 2020 es el año con más muertos y desaparecidos intentando llegar a España por vía marítima desde que se tienen registros; 1.717 personas (637 fallecidos, 1.080 desaparecidos).

Viaje mortal

«La mortalidad de la ruta de Levante es aterradora. Es un matadero. Sobre todo porque son muy pocas pateras las que llegan, un número mucho menor a las que vienen por Alborán y el Estrecho, y aún así mueren más migrantes». Así de contundente habla Ismael Furió, patrón de la Salvamar Pollux de Salvamento Marítimo en València, rescatador desde hace más de 20 años y representante de CGT, el sindicato mayoritario entre los rescatadores.

Si comparamos, la ruta de Levante registró 231 muertes o desapariciones de un total de 6.404 llegadas (según datos de Cruz Roja y el Ministerio del Interior). En cambio, la ruta de Andalucía tuvo 10.206 llegadas, pero menos muertos o desaparecidos, solo 202.

"La mortalidad de la ruta de Levante es aterradora en comparación con las pocas pateras que llegan", dice Furió

decoration

En datos, la incidencia de la ruta de Alborán es del 1,97 %, mientras que la de Levante es del 3,6 %. Es decir, una de cada 28 personas que se embarcaron en esta ruta murieron o desaparecieron por el camino. Aún así, está  lejos de la ruta Canaria, con una tasa del 5,8 %, Uno de cada 20 personas que salen nunca llegan.

En ese desierto de agua que separa Argelia y Alicante, donde no hay patrulleras ni rutas comerciales frecuentadas por barcos mercantes, existe también un agujero negro informativo. «La gran mayoría de pateras que sabemos que se hunden son muertes en llegada o en salida. Lo que pasa en medio no lo podemos saber. Solo contamos los percances que ocurren en 40 millas (20 de costa española y 20 argelinas). Lo que pasa a 250 o 300 millas en el mar... ¿Cuántas muertes ha habido? Nunca lo sabremos.» explica Furió.

Para el trabajador de Salvamento Marítimo «esta ruta significa cruzar el Mediterráneo. Y hacerlo en un bote destartalado y con un motor fueraborda, que está pensado para aguas interiores y no deja de ser el motor de una moto, es una locura».

La ruta argelina puede ser la que más presión migratoria soporte dentro de unos años, por la militarización de las rutas seguras y por el poco control fronterizo que existe. Como explica Furió «al principio la llegada de pateras por Alborán era anecdótica. No había. Todas venían por el Estrecho que es el punto más cercano. Pero el Gobierno militarizó la ruta y la cerró. Así que cruzaron por Alborán, con más kilómetros y más peligroso, y también la militarizaron. Y ahora vemos cómo están llegando por Canarias, que es una ruta aún más mortífera. La ruta del Levante es la continuación lógica de lo que estamos viendo en las islas. Conforme se van militarizando rutas, los migrantes utilizan trayectos cada vez más mortíferos».

En 2019 esta ruta registró 58 muertes, cuatro veces menos que las notificadas durante el año 2020

decoration

Pero esta no es la única razón para que las llegadas aumenten en esta ruta. Es más mortífera que el resto, si, pero tiene un aliciente, que es el escaso control de patrulleras, tanto en la costa argelina como en las españolas, lo que hace más complicado que las pateras sean interceptadas.

Argelia en ruinas

El perfil de los migrantes en esta ruta es de chicos argelinos jóvenes, de 18 a 30 años, cuenta Furió. Una generación de jóvenes que huye de un país con una importante crisis social y económica, y que decide jugarse la piel en un bote sin sistema de navegación para cruzar el Mediterráneo.

El desplome de los precios del crudo trajo la crisis económica al país, a lo que se sumó una corrupción generalizada,  y la represión por parte del ejército al movimiento pacífico Hirak, que busca un cambio en el sistema político y en el país, esperanzas que muchos jóvenes argelinos han visto truncadas y le llevan a migrar, según cuenta la investigadora de APDHA Dévika Pérez.

Compartir el artículo

stats