Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un lugar con las dos memorias de la guerra

Excavan por primera vez una gran explanada del cementerio de Paterna con represaliados de la República y del régimen franquista

Momento de la excavación
ayer en el cementerio de 
Paterna.  m.a.montesinos

Momento de la excavación ayer en el cementerio de Paterna. m.a.montesinos

Después de toda una vida buscando los restos de sus familiares, ayer se iniciaron los trabajos para localizar los cuerpos de una veintena de personas asesinadas por el régimen franquista el 16 de mayo de 1941. El empecinamiento del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica (GRMH), que encabeza Matías Alonso, y de los descendientes de los represaliados por el franquismo ha sido clave para promover una exhumación histórica en una de las dos explanadas del cementerio de Paterna, donde todo indica que se enterraron a decenas de personas.

A diferencia de las fosas identificadas en el camposanto de Paterna, estos enterramientos nunca han sido señalizados, por lo que se desconoce la magnitud exacta de lo que van a encontrar los arqueólogos. Además, y como explica Matías Alonso, se da la circunstancia de que en estas explanada soterraron tanto a víctimas represaliadas por el ejército republicano, en 1936, como posteriormente, al acabar la Guerra Civil, por el régimen franquista, lo que le convierte en un lugar de memoria histórica muy especial.

Se calcula que en las más de 60 fosas comunes identificadas de Paterna se enterraron los restos de más dos mil fusilados del franquismo, previamente ejecutados en el conocido como «paredón de España», a pocos metros del cementerio. Pero en el camposanto paternero existen dos grandes explanadas donde la memoria oral de los descendientes de represaliados han señalado el lugar donde se cree que fueron enterrados sus familiares.

En uno de estos puntos, comenzaron ayer los trabajos de exhumación, que financia y lleva a cabo la Diputación de València. A las 10 de la mañana comenzaron los trabajos con la presencia de familiares, el Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica, representantes de varios pueblos y el diputado Ramiro Rivera y su equipo, que ya ha financiado otras exhumaciones. La búsqueda se basa en la investigación llevada a cabo por Vicent Gabarda.

«Llevamos 20 años reivindicando para que se reconozcan las fosas que existen en estas dos grandes explanadas del cementerio de Paterna, junto al panteón militar», explica Matías Alonso, cabeza visible del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Alonso da cuenta de la importancia del lugar «por el significado que tiene, más allá del sufrimiento personal». Como indica, en la zona derecha se sabe que están los restos de represaliados por la retaguardia republicana, aunque «es difícil encontrar testimonios» que sirven para localizar a estas víctimas. También se sabe que en el año 1959 el régimen franquista trasladó 79 cadáveres al Valle de los Caídos. Con todo, la inmensa mayoría de los asesinados y enterrados en estas fosas fueron personas vinculadas a la República. Sus familiares han sido los que, tras años, de lucha, han logrado que comience la ansiada búsqueda de los restos. Se espera que a mediados de semana se llegue al nivel donde se encontrarían las sacas con los cuerpos.

El Estado ayuda

En este contexto, la vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, anunció ayer que las comunidades autónomas recibirán 3 millones de euros para la búsqueda, identificación y dignificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Dictadura. En el reparto, la Comunitat Valenciana recibirá un total de 283.417,2 euros del Estado.

Compartir el artículo

stats