Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UV recreará un hospital para formar a su alumnado sanitario

Estará en la antigua facultad de Enfermería, cuyos estudiantes han estrenado este cuatrimestre un nuevo edificio en Blasco Ibáñez, que ya cuenta con las primeras aulas de simulación

La UV recreará un hospital para formar a su alumnado sanitario

La UV recreará un hospital para formar a su alumnado sanitario

La Universitat de València (UV) contará con la recreación de un hospital para potenciar la formación de su alumnado. Se trata de un Centro de Simulación Integral de Ciencias de la Salud, un hospital en la práctica en el que estudiantes de las diferentes titulaciones sanitarias interactuarán y trabajarán codo con codo para sacar adelante a hipotéticos pacientes, como en un centro sanitario real o una consulta de especialidades.

La UV plantea este hospital simulado —que ya tiene, por ejemplo, la Universidad Católica de València, pero no la pública— en el edificio que hasta ahora ocupaba la facultad de Enfermería (detrás de Medicina), y que ya se estudia cuánto costará de adaptar. Esto es posible porque, este mes, los estudiantes de Enfermería y Podología han estrenado una nueva facultad, también en el campus Blasco Ibáñez, pero ahora junto a Fisioterapia y Ciencias de la Actividad Física.

Se trata de una novedosa construcción de 8.400 m2 que mantiene la estética del edificio vecino pero tiene una particularidad: un espacio central con dos fachadas interiores, ventilación constante y una claraboya que aporta luz natural incluso a las aulas del subsuelo. También están pensados los detalles para su mantenimiento, con pasarelas exteriores, como ayer explicaba el arquitecto Luis Carratalá, en una visita de la rectora Mavi Mestre.

La UV recreará un hospital para formar a su alumnado sanitario

El edificio, en el que se forman entre 1.300 y 1.400 estudiantes, ya cuenta con las primeras aulas de simulación, donde las prácticas se observan por los docentes, a tiempo real, a través de un cristal. Para la rectora, la pandemia «ha puesto de relieve la necesidad» de esta innovación, «cuando no hemos tenido opción de hacer las prácticas en los hospitales» o, en el caso de Podología, no se incluye en el Sistema Nacional de Salud.

Además de aulas ordinarias, el nuevo edificio tiene espacios amplios para el personal y el profesorado, laboratorios, taquillas y un salón de actos para 150 personas.

Con una presupuesto final de más de 11 millones de euros, la rectora apunta que era «una inversión absolutamente necesaria que ya no se podía aplazar más» a pesar de que la UV cuenta con unos recursos públicos «muy limitados».

Y es que, tanto Enfermería como Podología pasaron de ser diplomaturas de tres cursos a grados de cuatro años, con un máster y un plan de doctorado, por lo que el alumnado ha aumentado y, con esto, las necesidades. «Estoy muy satisfecha. El edificio permite una docencia de calidad, teórica pero fundamentalmente práctica, que ahora se puede llevar a cabo». Como detalla el arquitecto-director de la Unidad Técnica de la UV, Luís Juaristi, se ha recuperado parte del material antiguo, pero se suma nuevo equipamiento valorado en 560.000 euros.

Las obras del edificio situado entre las avenidas Menéndez Pelayo y Primat Reig empezaron en julio de 2018 y terminaron a finales de 2019. El decano, Antoni Merelles, reconoce que el anterior «se quedaba pequeño», por lo que valora el actual, igual que la Asamblea de Representantes (AdR) de la facultad.

Compartir el artículo

stats