Vacunar a los mayores de 80 años es una prioridad. La edad se ha demostrado como el principal factor de riesgo y cruzar la barrera de las ocho décadas ha sido un elemento de vulnerabilidad frente al virus. No en vano, representan más de la mitad de los fallecidos pese a ser cerca del 5 % de los casos positivos, por lo que la vacuna se convierte en la tabla de salvación para esta franja de edad mientras el virus continúe circulando.

Según los últimos datos de la Conselleria de Sanidad facilitados el lunes, el 65 % de los mayores de 80 años han recibido, al menos, una dosis contra la covid mientras que el 35 % tiene ya las dos. Esto es, alrededor de a 179.600 octogenarios, nonagenarios y centenarios se les ha inoculado una dosis del fármaco contra el coronavirus de los que 96.700 ya disponen de la pauta completa.

Sin embargo, todavía queda mucho camino por delante. En concreto, hay 96.700 (el 35 % del total) a los que no les han administrado el antígeno. A estos se les ha de sumar los 82.900 a los que les falta, todavía, la segunda dosis con la que completar la pauta. En total, las 96.700 dobles dosis (primera y segunda de quien no ha recibido ninguna) y las 82.900 segundas dosis suman 276.300 las vacunas necesarias para inmunizar a este grupo.

La cifra pone en evidencia que la protección de los mayores de 80 años está justo a mitad de camino, ya que faltan por inocular las mismas dosis de las que se han puesto. En realidad, se ha avanzado a más de ese 50 % del camino ya que entre el lunes y ayer se inocularon cerca de 9.000 vacunas, de las que poco más de 1.400 fueron segundas dosis. Pese a que no se indica a qué grupo han ido, en la planificación semanal de la conselleria, indicaron que más allá de las que se van a administrar al personal educativo entre hoy y mañana, la mayoría van para mayores de 80 años. En total, 65.000 dosis de las que 15.000 serán para completar pauta y 50.000 para la primera. Todas ellas con Pfizer y Moderna, las vacunas compuestas por ARNmensajero.

Llegar al 70 % en verano

Este grupo se comenzó a vacunar en la segunda semana de febrero, hace mes y medio, aunque se empezó primero por los mayores de 90 debido a la magnitud de la franja a abordar. El objetivo de Sanidad es que en dos semanas estén todas las personas con, al menos, una dosis por lo que se llegaría a la inmunidad total tres semanas después cuando llegue el turno de la segunda. Así, a principios de mayo, esta franja de edad debería de estar cubierta.

Por su parte, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, insistió ayer en que se podría llegar al objetivo del 70 % de personas inmunizadas por las vacunas en verano. «El ministerio tiene información suficiente como para poder afirmar que en julio podemos llegar al 70 % de vacunados», fueron las palabras de Barceló tras visitar las obras del Hospital de La Plana de Castelló.

«Por capacidad no es», indicó la responsable de la sanidad valenciana, quien añadió que llegar al 70 % depende de las dosis que lleguen. «El ministerio informa que vamos a recibir más vacunas en mayo y junio y que se tendrá que sumar Janssen, así que sí que podríamos llegar», desgranó Barceló, quien, no obstante, señaló que será necesaria una «reprogramación» de la estrategia de vacunación en cuanto se tenga en cuenta la vacuna monodosis de Johnson&Johnson prevista para el 19 de abril.