Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles valencianos cierran la Semana Santa con una ocupación del 15 %

La patronal lamenta el turismo «residual» de la Comunitat por las limitaciones para viajar y confía en la campaña de verano por la vacunación

Turistas en un hotel de Benidorm, en una imagen captada en marzo. | DAVD REVENGA

Turistas en un hotel de Benidorm, en una imagen captada en marzo. | DAVD REVENGA

Los hoteles de la Comunitat Valenciana han cerrado la Semana Santa con una ocupación del 15 % y convencidos de que la agonía se va a prolongar al menos hasta el verano. La patronal advierte de que el turismo en la Comunitat Valenciana ahora mismo es «residual» por las limitaciones para viajar y mantiene su esperanza en la campaña de verano por la vacunación. Los establecimientos hoteleros apenas tienen turistas extranjeros y la mayoría de sus clientes procede de la Comunitat Valenciana. Los empresarios lamentan «despropósitos» como la obligación de llevar la mascarilla puesta en todo momento en la playa porque «ahuyentan» a sus potenciales clientes.

Benidorm (epicentro del turismo en la Comunitat Valenciana) tiene abiertos 14 de sus 140 establecimientos hoteleros (que oferta 41.000 plazas). A pesar de ello, la ocupación en los hoteles abiertos (que tienen 7.167 camas) ronda entre el 50 y el 60 %. La situación es similar en el resto de la Costa Blanca (donde solo han abierto 18 establecimientos) y en València (con doce hoteles funcionando y más de un centenar cerrado).

El presidente de la patronal hotelera valenciana (Hosbec), Toni Mayor, asegura que la situación es crítica. «Esto es lo que hay. Después de Semana Santa será otro desastre. Hasta que no levante el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana hay poco que hacer. Ahora tenemos un turismo residual con clientes que provienen de la Comunitat Valenciana», afirma. El hotelero benidormí indica que a pesar de los vuelos internacionales apenas llegan turistas extranjeros. «A Alicante han llegado unos 10.000 alemanes, pero la mayoría va a su segunda residencia en la Costa Blanca. No hay ingleses y en condiciones normales ellos suponen el 45 % de los clientes de los hoteles de Benidorm», destaca Mayor.

Según los hoteleros, tras las vacaciones de Pascua los datos serán mucho más desoladores: el cierre afectará al 80 % de los establecimientos y las ocupaciones medias caerán por debajo del 20 % para los que permanezcan abiertos.

Toni Mayor confía en que la situación mejore a medio plazo, aunque contiene la respiración ante los posibles efectos de una cuarta ola del coronavirus. «Está por ver qué pasa. Tenemos incertidumbre porque no sabemos si vendrás los ingleses. Los turistas tienen ganas de viajar, la clave es que les dejen», subraya el presidente de Hosbec.

Esperanza

En todo caso, los empresarios confían en que el punto de inflexión se produzca en verano. «En julio y agosto casi todos estarán vacunados», insiste Toni Mayor.

El sector lleva un año dando tumbos por las restricciones para viajar. En Benidorm, la actividad hotelera cayó en 2020 un 81,5 % respecto a 2019 tras sumar dos millones de pernoctaciones frente a las 11 millones del ejercicio anterior. En toda la Costa Blanca, las pernoctaciones disminuyeron un 77 %. Según los empresarios, los hoteles de la Comunitat Valenciana dejaron de facturar más de 700 millones de euros el año pasado. Esta pérdida de ingresos fue mucho más acusada en la provincia de Alicante con casi 436 millones menos, seguida de la de Valencia con 188 millones y de la de Castelló con unas pérdidas de 92 millones de euros.

La patronal Hosbec ha pedido esta semana al Consell que destine 300 millones de euros del Fondo Covid-19 al rescate del sector hotelero valenciano.

Con la mirada puesta en el turismo británico

El turismo británico es esencial para la Comunitat Valenciana. Los medios de comunicación británicos informaron el viernes a sus lectores de que los países a los que inicialmente podrán viajar sin restricciones son los que más avanzado tienen el proceso de vacunación: Estados Unidos, Maldivas, Israel o Malta. España quedaría relegada a julio. Mañana se anunciará que los países serán etiquetados con un verde, amarillo y rojo. España podría estar de momento en la zona ámbar de manera que los que viajen a la C. Valenciana tendrán que hacer una cuarentena a su vuelta.

Compartir el artículo

stats