El buen tiempo invita a hacer una escapada cerca de la Comunitat Valenciana estas Pascuas y disfrutar del tiempo libre junto a la típica mona de Pascua. El mes de abril es una época idónea para llenar la cesta de mimbre con víveres y disfrutar de un buen picnic cerca de Valencia. Pese a las restricciones por coronavirus te proponemos diferentes áreas recreativas donde podrás disfrutar de una comida diferente rodeado de vegetación y zonas habilitadas para los más pequeños.

Santo Espíritu

Este merendero de Gilet, es uno de los más frecuentados, por su cercanía, puesto que está a media hora en coche de Valencia y por la amplitud de sus instalaciones. Un día de picnic en Santo Espíritu es un plan perfecto en familia o con amigos. Además es uno de los lugares idóneos para comer la tradicional mona de Pascua.

Cuenta con un amplio espacio de mesas con bancos para comer además de cuatro paelleros con casi cincuenta parrillas donde poder realizar las torràs de carne. La zona de juegos infantiles es ideal para las familias que van con niños ya que tienen la oportunidad de descansar, mientras los pequeños se divierten jugando. Los más aventureros, también tienen la opción de acampar en las inmediaciones del merendero, puesto que tiene un camping habilitado. Otro de los atractivos de este lugar, es la posibilidad de hacer una visita al Monasterio de Santo Espíritu. Sin duda una opción muy completa.

Merendero de Azud en Tuéjar

Este paraje ofrece una gran variedad de espacios de ocio. Dispone de parque con juegos infantiles y juveniles, con mesas para picnic y al lado del parque se encuentra un puente que atraviesa el río Tuéjar y junto a el, podrán disfrutar de las fuentes del Azud. En la carretera está el restaurante, abierto todo el año, las piscinas (abiertas sólo en los meses de verano). Tras pasar el puente de madera se encuentra una amplia zona con paelleros y mesas habilitadas.

La Pedrera del Rey

Este lugar se encuentra en Villamarxant, rodeado de una amplia pinada. Disponen de barracones con mesas y bancos para comer. Las barbacoas están habilitadas para poder hacer fuego. No hay problema de espacio porque dispone de aparcamiento para dejar el coche. En verano es un sitio muy agradable porque la pinada aisla del sol y te permite comer al aire libre rodeado de vegetación. Además, para los días de más frío cuenta con un comedor cubierto que previene de la lluvia.

La cueva del Turche en Buñol

La cueva del Turche se localiza en el margen derecho del río Juanes, entre los términos de Buñol y Yátova. La zona tiene una vegetación muy abundante, ya que hay mucha agua alrededor. Es un lugar idóneo para disfrutar del paisaje y hacer una parada para comer en la gran explanada dispuesta con mesas de obra, bancos y un par de fuentes. Junto al merendero hay una cascada, en la que poder darse un baño en los días de verano.

Fuente de la Alameda

La Fuente de la Almeda se ubica en Gátova en plena sierra de la Calderona (a una hora en coche de Valencia). El encanto de este lugar, además del entorno en el que se encuentra, es la tranquilidad, puesto que es un lugar con poca afluencia de gente. Como en los anteriores citados, dispone de paelleros donde hacer la comida y bancos para sentarse. Es un lugar que está muy bien equipado puesto que ofrece puntos de agua potable. De hecho una de sus particularidades, es que, al estar cerca un pequeño barranco, sus aguas son de primera calidad.