Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un tercio de las policías locales tiene más de la mitad de la plantilla interina

Comisiones Obreras denuncia que la precariedad y la temporalidad se han convertido en un problema estructural de muchos municipios

Un policía local, en un control durante la pandemia. | DANIEL TORTAJADA

Un policía local, en un control durante la pandemia. | DANIEL TORTAJADA

En enero de 2018 entró en vigor la Ley de Coordinación de los Cuerpos de Policía Local de Comunitat Valenciana con la que la Generalitat pretendía una mayor profesionalización de la policía erradicando la figura del interinaje en las plantillas municipales por su carácter precario y temporal. No obstante, amparados legalmente en una sentencia del Tribunal Constitucional y ante la presión de muchos ayuntamientos, la Secretaría Autonómica de Emergencias tuvo que recular e introdujo en diciembre de 2019 una modificación que ha dejado la puerta abierta a los consistorios para seguir contratando a mansalva a agentes e incluso mandos interinos.

Un año después de la entrada en vigor de dicha modificación del artículo que limitaba la contratación de policías a «personal funcionario de carrera», en el que la Generalitat introducía la posibilidad de interinos con carácter excepcional, lo cierto es que la situación de precariedad en muchos municipios ha empeorado con cada vez mayor porcentaje de interinos en las plantillas de Policía Local.

Así lo demuestra un informe elaborado por CC OO PV, en el que tres de cada diez ayuntamientos de la ComunitatValenciana analizados tienen un cuerpo de policía integrado por más de la mitad de agentes en interinidad.

Esta temporalidad no se reduce solo a la escala básica, de hecho según dicho informe, ocurre lo mismo en la escala de oficiales, donde casi un tercio de los municipios tienen más de la mitad de sus oficiales interinos, lo que es todavía más grave si tenemos en cuenta que en municipios pequeños la jefatura recae precisamente en la plaza de oficial.

Un 75 % en pueblos pequeños

Es en estas poblaciones valencianas de menos de 5.000 habitantes donde la situación de precariedad en la Policía Local se incrementa, alcanzando hasta el 75 % de interinos en las plazas de agente y un 25 % de los oficiales. En el caso de las ciudades con entre 7.500 y 12.000 habitantes la tasa de interinaje baja al 30% en el escala básica pero sube en los mandos y uno de cada dos oficiales no tiene plaza fija.

Según las conclusiones de dicho informe, el problema de la temporalidad y la precariedad de las plantillas municipales no es algo circunstancial. «Se ha convertido en estructural por inercia y en muchos casos por voluntad política», indican fuentes de CC OO. Asimismo, la temporalidad no se queda sólo en la escala básica, sino que llega a todos los niveles de la escala de mandos, especialmente entre oficiales e inspectores. En el caso de los intendentes y comisarios es más baja aunque también hay un 19 % de los municipios analizados con la mitad de intendentes interinos y solo un 5,6% en lo que respecta a la escala superior (comisario y comisario principal).

De las cuatro autonomías con policías interinos, la Comunitat Valenciana es la que presenta mayor número con 1.207 policías a enero de 2021, el doble que en Euskadi (con 600 interinos) y Cataluña (597). Y muy lejos de los quince que ahora tiene Baleares, donde también se alcanzaron los 580 agentes y mandos interinos.

Así, el informe concluye que «urge retomar la política iniciada en 2018 y poner fin a la temporalidad profesionalizando los Cuerpos de Policía Local». Para ello reclaman procesos ágiles y centralizados, coordinados y ejecutados de común acuerdo entre la Generalitat y los ayuntamientos. «Se deben llevar a cabo decisiones políticas que favorezcan la consolidación del empleo a todas las escalas y prohiban la precarización de un cuerpo de seguridad pública tan importante como es el de Policía Local».

Compartir el artículo

stats