Vivir en soledad en una vivienda, bien sea por elección o bien sea por única posibilidad, es cada vez más común en la Comunitat Valenciana. De hecho, según los datos publicados este miércoles por el INE, en 2020, el año de la pandemia, este tipo de hogares habían registrado un aumento del 3 % respecto a 2019.

Las viviendas compuestas por solo una persona son el segundo núcleo hogareño más habitual en la Comunitat Valenciana. Más de medio millón de personas vive sola (542.000) y son 17.000 hogares unipersonales más que en 2019, un 3 % más. De hecho, desde que existen registros (2013) nunca había habido tantas personas que vivieran solas.

Esto se da en un año en el que el número de hogares en la Comunitat Valenciana ha seguido creciendo. En total, según los datos publicados este miércoles por el INE, 2020 terminó con 2.029.500 hogares en la Comunitat Valenciana, 23.000 más de los que había a final de 2019 tras un año marcado por la pandemia.

De todos ellos, el mayor porcentaje lo ocupan los núcleos formados por parejas con hijos que representan casi uno de cada tres con 668.000 hogares de este tipo. Sin embargo, registran una caída respecto al 2019 con 15.000 hogares menos de este tipo.

El tercer grupo más habitual es el modelo de familia monoparental donde un adulto convive con sus hijos. Así, son 212.000 personas, cerca de un 10 % las que componen el total de hogares de la Comunitat Valenciana. En estos casos, el 83 % de sus integrantes son mujeres, un hecho que deja patente que son ellas las que sobre las que acaba recayendo el cuidado de los menores.