30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los dos testaferros participaron en la operación Somosaguas

La agenda y documentos incautados sitúan a los tres en la compraventa inmobiliaria

En la operación inmobiliaria en la que Costera del Glorio SL compró en 2005 por 2,1 millones a Urbanizadora Somosaguas SA una parcela en la exclusiva urbanización La Finca de Pozuelo de Alarcón para revendérsela dos años después por 4,3 millones (3 millones de euros en plusvalías) no participó solo Joaquín Barceló, el amigo de juventud y uno de los hombres de paja de Eduardo Zaplana.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil también han podido acreditar que el otro presunto testaferro del exministro de Trabajo, Francisco Grau, (también investigado en esta causa) «habría estado presente en alguna reunión relacionada con la compraventa» de la parcela de Pozuelo de Alarcón.

La UCO ha podido acreditar este extremo porque Grau aparece citado en la agenda del exjefe del Consell en las dos reuniones mantenidas entre Zaplana y Barceló el 7 de febrero de 2007. Durante los registros del caso Erial, los agentes también se encontraron con una factura emitida por Barchilla SL, una de las empresas de Francisco Grau, a la mercantil Medlevante SL (propiedad de Costera del Glorio, de Joaquín Barceló) por «los trabajos realizados en la ‘operación Somosaguas’ y desplazamiento del señor Grau a Madrid el 7 de febrero».

Documentación que para la Guardia Civil «da contexto a las reuniones producidas, y de nuevo sitúa a Eduardo Zaplana, además de a Grau y Barceló, en las gestiones de dicha operación inmobiliaria».

Compartir el artículo

stats