30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos de atención primaria piden test rápidos para otros virus

Consideran que habría que hacer pruebas para la gripe o la gastroenteritis y agilizar el sistema La asociación en defensa de la salud pública exige más presupuesto, personal y medios

Una manifestación reciente de los médicos de atención primaria. | J.M. LÓPEZ

Una manifestación reciente de los médicos de atención primaria. | J.M. LÓPEZ

La Atención Primaria quiere que las lecciones de la pandemia no se queden en el uso covid. Así, para ese futuro bajo el epígrafe del «cuando todo pase», una de las herramientas que piden que se incorpore a su trabajo diario sea la de los test de diagnóstico rápido para otros virus que tan buen resultado han dado en la búsqueda de la covid.

Según explica el portavoz del Foro de Médicos de Atención Primaria, Ignacio Domingo, «estas herramientas serían muy útiles en virus como el estreptococo, adenovirus o los de la gripe» así como otros como el de gastroenteritis. El uso de estos test rápidos, que son «baratos, puntualiza, permitiría «evitar derivaciones al hospital y acelerar los diagnósticos y tratamiento». «Hay cosas que hemos aprendido en la pandemia y que no podemos desechar», sentencia.

«Urge un cambio de modelo»

Estas peticiones coinciden con el Día de la Atención Primaria de Salud, que se celebró ayer cargado de reivindicaciones. Así, la Asociación Ciudadana para la Promoción y Defensa de la Salud del País Valenciano (Acdesa-PV) reclamó «la urgencia de un cambio de modelo sanitario que se base en atención primaria de salud y que responda a todos los problemas críticos que la acucian en estos momentos».

Desde Acdesa explican que en los últimos años la atención primaria «ha visto disminuir sus presupuestos, ha perdido autonomía y capacidad de resolución por falta de equipamiento, falta de formación de los profesionales en nuevas técnicas o incluso acceso limitado a pruebas diagnósticas». Consideran también que se ha instalado la precariedad laboral, y que la brecha entre la atención primaria y la atención hospitalaria «ha seguido creciendo».

En este sentido, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) hizo público ayer un informe de la situación de la atención primaria tras la epidemia de la covid y medidas para intentar solucionarla. En su análisis consideran que la atención primaria «ha sido relegada a un papel subalterno cuando debería estar en foco de la lucha contra la pandemia».

Desde la federación denuncian que como consecuencia de la falta de personal «y, sobre todo, las importantes deficiencias de gestión», se han levantado «barreras de acceso a los centros de salud». Es decir, se ha sustituido buena parte de la consulta presencial por la telefónica, lo que ha generado a su juicio «listas de espera para consultas presenciales e incluso telefónicas».

También critican que una parte del personal está sometido a situaciones de estrés o, si están contagiados, están de baja (sin sustituciones), lo que incrementa el malestar y el deterioro de la situación».

Llamadas sin responder

Desde la Fadsp advierten también de que los problemas de acceso a la atención, las esperas y la dificultad para contactar con los centros de salud (en algunos centros presentan más de diez llamadas telefónicas sin repuesta) «está favoreciendo que parte de la población esté recurriendo a las urgencias hospitalarias y al sector privado para recibir una asistencia que se le niega o dificulta en la pública».

También lamentan desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública que debido a esta situación «por primera vez» están apareciendo tensiones entre población y atención primaria. «Está tensión se objetiva en las protestas y manifestaciones convocadas a nivel local por las dificultades para contactar y recibir atención, que habría que resolver de manera urgente antes de que el deterioro de la situación sea irreversible», explican.

Compartir el artículo

stats