Semana Santa, vacaciones, días de sol y buen clima (algunos, no todos), bares y restaurantes abiertos, ganas de disfrutar, tiempo para hacerlo... Los ingredientes estaban ahí, y no es que fueran imposibles de evitar, pero ponerle puertas al campo es una tarea más hercúlea que epidemiológica. Así, tal y como era de esperar, los contactos sociales aumentaron durante las fiestas, aunque como la lección está aprendida, no tanto como en festejos anteriores.

Lo muestra el estudio de la Fundación ELLIS, una de las 30 unidades que conforman esta red de excelencia científica situadas en 14 países europeos y que está especializada en el uso de la Inteligencia Artificial. Según este, elaborado a partir de encuestas de más de 500 respuestas, un 23 % de las personas que dejaron sus datos admitieron haber socializado en espacios considerados de «riesgo alto».

Estos espacios de «riesgo alto» son aquellos en los que no hay ventilación o en los que se está sin mascarilla durante más de 15 minutos. Este 23 % es prácticamente el doble de aquellas personas que aseguraban haber tenido este tipo de encuentros a principios de febrero (12 %) cuando todavía se estaba en lo peor de la tercera ola. Eso sí, es 10 puntos menos de los que había durante las fiestas de Navidad y recupera niveles del mes de noviembre.

Los datos de 9 de abril se alejan bastante del peor momento de la pandemia dos meses atrás. En aquellos días, la opción de no haber tenido «ningún contacto» era la elegida por más de uno de cada tres valencianos y valencianas; una respuesta que el 9 de abril respondían un 15 %, veinte puntos menos. Ese día, el último del que hay datos y que era el último viernes de fin de semana de Semana Santa, los contactos de riesgo «bajo» eran un 42 % y los de medio eran el 17 %.

Los datos que ofrece la entidad de la que Nuria Oliver es directora científica y cofundadora se desgranan también por lugares. Así, la mayor parte de los encuentros se dan en casa «relajado sin mascarilla», un 18 % de los casos respondidos. Le siguen, prácticamente empatados a un 15 % la socialización en el lugar de trabajo (que no incluye la escuela que se indica en un 2 % de las respuestas), la no socialización con nadie y los encuentros en la calle o en los espacios ajardinados.

Los restaurantes también han visto un importante incremento en los últimos dos meses, principalmente porque hasta hace mes y medio estaban cerrados. Así, según las respuestas, un 10 % de las socializaciones se dan en terrazas y un 5 % se dan en los interiores de bares y restaurantes que se abrieron hace dos semanas. También crecen los encuentros en naturaleza y playa (separados en las opciones), que pasan de un 4 % en febrero a un 9 % tras Semana Santa.

En comparación con otras autonomías, en la Comunidad de Madrid la presencia en espacios de riesgo alto se ha mantenido prácticamente constante en un 18%, en Andalucía ha bajado cuatro puntos en el último mes hasta alcanzar el 15 % mientras que en Cataluña se registra una pequeña subida hasta el 24 %. Asimismo, son las terrazas de Andalucía y Madrid las que más porcentaje de visitas tienen: el 19 %.

El aumento, no obstante, ha sido constante en las últimas semanas y ello no ha llegado acompañado de un incremento similar de los casos que han seguido bajando y desde hace unos días se han estabilizado a la espera del efecto de Semana Santa.

Estudio de datos

Por otra parte, el Grupo de Trabajo de Ciencias de Datos para la covid que dirige la ingeniera en Telecomunicaciones, Nuria Oliver, se reunió ayer con el president de la Generalitat, Ximo Puig. Tras este encuentro, se anunció la creación de un Observatorio Permanente de Ciencia de Datos para recoger información relacionada con el coronavirus y la postcovid en la Comunitat Valenciana. Este grupo ayudará también al Programa Valenciano de Vacunación (ProVaVac) para conocer los efectos de la inmunización con este fármaco.