Un joven migrante fue rescatado anoche en un precario estado de salud del interior de una fábrica semiderruida ubicada junto al Cementerio de Benimaclet, en València. El rescate lo llevaron a cabo integrantes de la Asociación Apostolado de la Divina Misericordia que visitan casi a diario, como parte de su misión de "apostolado", los lugares en los que suelen refugiarse las personas sin recursos.

"La providencia ha hecho que el grupo de Divina Misericordia llegar al lugar en el momento oportuno", relata el colectivo católico. Se trata de una fábrica en ruinas en la que, según parece, residía el hombre al que rescataron y que está ubicada junto al Cementerio de Benimaclet. El joven estaba "tirado en el suelo, con diversas heridas en la cabeza y llevaba una bolsa de colostomía".

Los integrantes del grupo avisaron inmediatamente a Emergencias 112 para comunicar que había una persona que necesitaba ayuda sanitaria urgente y, mientras aguardaban a la llegada de la ambulancia, recibieron un susto mayúsculo cuando el joven "dejó de abrir y cerrar los ojos". Afortunadamente, enseguida llegó el equipo médico y consiguió reanimarlo. Luego fue trasladado para recibir asistencia sanitaria.

Por el momento se desconoce el estado de la víctima así como el origen de sus lesiones.