¿Cuál es la mejor vacuna de la covid? ¿La más eficaz? ¿La que más protege? ¿Es realmente mejor una que otra? Son preguntas habituales en plena época de aplicación del calendario de vacunación contra el coronavirus, un plan que ya empieza a arrojar resultados entre la población de más edad y las profesiones esenciales. En principio, y a falta de analizarlo con más detalle, la eficacia de las cuatro vacunas que se inoculan o inocularán en breve en España es alta, puesto que oscila entre el 67 % y el 95 %.

A la cuestión de la eficacia de las vacunas se le une otra: la de los efectos secundarios de las vacunas de la covid, algunos, como los que supuestamente provoca el antídoto de AstraZeneca, con mucha más relevancia mediática que otros por la gravedad que presentan quienes los sufren. Esta semana, un profesor de 30 años ha perdido la vida en Toledo tras recibir esta vacuna. El docente, que presentaba un cuadro grave de trombos, ingresó el viernes en el hospital tras sospechar los médicos que podía padecer una reacción adversa al antídoto. Finalmente, ayer perdió la vida.

Y todo cuando se acaba de conocer que la vacuna de Janssen paraliza su lanzamiento en Europa después de que en Estados Unidos se hayan registrado varios casos graves de trombos que incluso han provocado la muerte de una mujer.

España debía recibir el primer cargamento de la vacuna de Janssen esta misma semana, unos viales monodosis de los que se esperaba que acelerasen el ritmo de vacunación y que, en principio, estarán destinados a un grupo de edad concreto: el de las personas de entre 70 y 79 años. La buena noticia es que, hasta que se decida si la vacuna es segura, los antídotos pueden almacenarse sin problema y sin condiciones tan especiales como exigen otras vacunas, como Pfizer.

Eficacia de las vacunas de la covid

Los especialistas insisten en que las cuatro vacunas contra el coronavirus que actualmente se inoculan en España son eficaces. Todas ellas han sido revisadas y aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento y, aunque cada una arroja un porcentaje de eficacia, esto no quiere decir que una sea mejor que la otra. De hecho, en los estudios que han determinado esos porcentajes intervienen varios factores: se realizan en entornos controlados y bajo determinadas condiciones, pero no existe (por ahora) un muestreo en la vida real, y cuando algunos se llevaron a cabo (Pfizer y Moderna, por ejemplo) no había mutaciones del virus, como las variantes británica, sudafricana o brasileña, más resistentes y contagiosas.

Eficacia y protección de cada una de las vacunas de la covid que se administran en España.

Vacunas de Pfizer y Moderna

En cualquier caso, en los primeros resultados, los de laboratorio, que son con los que actualmente aún se trabaja, las vacunas contra la covid que mayor eficacia han demostrado son Pfizer y Moderna (ambas con un 95 %). Las dos, que incluso han resultado ser muy eficaces con una sola dosis para evitar los síntomas más graves del virus (en torno al 52 % y de hasta el 87 % en algunos casos), se inyectan actualmente a la población de mayor edad, aunque también se utilizaron para vacunar al personal sanitario y asistencial de primera línea.

Vacuna de AstraZeneca

La vacuna que sigue a Pfizer y Moderna en eficacia es AstraZeneca, que ofrece unos resultados del 76 % según los últimos estudios realizados y que en algunos casos detectados en Reino Unido llegaría incluso a superar el 80 % al menos dos semanas después de su inoculación. Este antídoto, sobre el que se ha generado más polémica y por el que incluso se llegó a ordenar la paralización del calendario de vacunación, ha servido ya para inmunizar a miles de personas con profesiones esenciales, como sanitarios, farmacéuticos, personal de Servicios Sociales y docentes. A partir de ahora serán utilizados también para vacunar a la población de entre 60 y 69 años.

"Se suspende la vacunación, me acaban de llamar de conselleria" J. M. López

Te puede interesar:

Vacuna de Janssen

La siguiente en llegar será la vacuna de Janssen, la más cómoda de conservar y la que proporciona una mayor rapidez de inmunización debido a que es monodosis y, por lo tanto, sólo es necesario un pinchazo y no dos, a diferencia de las otras. Este antídoto es el que menos porcentaje de eficacia presenta, con un 67 %, según la Agencia Europea del Medicamento, pero que llega al 86 % en lo que se refiere a casos graves a los 14 días de habérsela puesto. Los viales serán inoculados en principio a la población comprendida entre los 70 y los 79 años que aún no haya recibido ninguna dosis de las vacunas anteriores.