Los grandes hoteles valencianos han comenzado a reabrir sus puertas tras un largo periodo de hibernación por el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana que está en vigor desde hace casi seis meses. El hotel Primus de València (262 habitaciones) comenzará a operar el 7 de mayo y la cadena de lujo Myr tiene previsto abrir las puertas de sus primeros establecimientos a finales de mayo. Otros grandes hoteles como Senator Parc Central, Meliá Plaza València (situado en la plaza del Ayuntamiento) o el cinco estrellas Caro aceptan reservas para junio y Expo Hotel de Nuevo Centro (378 habitaciones) admite reservas a partir del 1 de julio. Los hoteleros valencianos confían en el avance de la campaña de vacunación y en el fin de las restricciones para viajar para comenzar a operar con cierta normalidad tras trece meses de travesía por el desierto.

El anuncio del Gobierno de que no se prorrogará el estado de alarma tras el 9 de mayo ha disparado en los últimos siete días un 122 % las reservas con respecto a la semana previa, según datos de la agencia de viajes Destinia. En este momento, el 24 % de todas las reservas de mayo son para Canarias, el segundo destino más demandado es Madrid (que concentra el 8 %) y el tercero la Costa Blanca (6 %). «Todavía es muy pronto para hablar de una tendencia consolidada, pero somos muy optimistas para el destino España en este verano. Si seguimos haciendo las cosas bien y el ritmo de vacunación avanza, creemos que puede ser un verano que inicie la recuperación real de la industria y los destinos», asegura Ricardo Fernández, director general de Destinia.

En este contexto, los empresarios hoteleros valencianos han comenzado a tomar posiciones tras meses de cierre por el confinamiento perimetral de la Comunitat Valenciana. Fidel Molina, cofundador de la cadena Myr Hoteles, se mostró ayer optimista con el avance de la campaña de vacunación. «Si el ritmo de vacunación se mantiene a mediados de junio más de la mitad de la población ya tendrá al menos una dosis. Creemos que con estos datos podremos reabrir a finales de mayo o a principios de junio, pero todavía no tenemos cerrada la fecha exacta», indicó Molina. La cadena Myr acepta reservas para su mejor establecimiento (el cinco estrellas Palacio Vallier de la plaza Manises) a partir del 27 de mayo.

El hotel Primus, que pertenece a la promotora de la familia Pastor Urbem, va a abrir el 7 de mayo tras meses de cierre. Miguel Esparza, director general de Urbem, explicó que han aprovechado el cierre para reformar la mitad de las habitaciones. «Vamos a abrir en mayo para coger tracción de cara a la campaña de verano. Los clientes confían más a la hora de hacer reservas en los hoteles que están abiertos», subrayó Esparza. El hotel ofrece tarifas un 30 % más bajas que hace dos años. «Nuestros clientes en verano son sobre todo familias, un 50 % españolas y un 50 % extranjeras», puntualizó Esparza.

«Mucha incertidumbre»

Ximo Solá, vocal del Gremi d’Hotels de València, cree que en el sector todavía hay «mucha incertidumbre» ya que no se sabe cómo va a reaccionar el mercado británico, que es clave para la Comunitat Valenciana (sobre todo para Benidorm). «Yo creo que va a ser un verano muy corto y con mejores números en los hoteles de playa que en los urbanos. Los hoteles urbanos están al 10 %», aseguró.

En València ya hay abiertos 67 establecimientos de una planta de 120 hoteles. Entre los que están operando se encuentran los hoteles Barceló València (situado en la avenida de Francia), Meliá València (avenida de las Cortes Valencianas), Resa Patacona (playa de la Patacona), Las Arenas, Eurostars Rey Don Jaime, The Westin y Sercotel Sorolla Palace (junto al Palacio de Congresos).

Algunos países que compiten con la Comunitat Valenciana para captar turistas están haciendo los deberes. Grecia ha anunciado que elimina la obligación de permanecer en cuarentena durante siete días a los pasajeros procedentes de otros países de la Unión Europea, Reino Unido, Estados Unidos, Israel, Serbia y Emiratos Únidos, lo supone un paso hacia la apertura del turismo prevista para mediados de mayo. Chipre va a reabrir sus fronteras a los británicos inmunizados y Turquía ha comenzado a vacunar a los trabajadores del sector turístico.