Los cuatro grandes vacunódromos de la Comunitat Valenciana abrieron sus puertas ayer con un ojo puesto en las neveras de Salud Pública. Y lo hicieron con el ruido de los viales que estaban y, sobre todo, los que no estaban marcando el ritmo del inicio de la vacunación masiva en la Comunitat Valenciana. Porque una cosa es la capacidad para vacunar y otra distinta es la cantidad de vacunas que hay disponibles para ser inoculadas, aunque al final acaben siendo pareja de baile.

El Museo Príncipe Felipe de València, la Institución Ferial Alicantina, el Auditori i Palau de Congresos de Castelló y la Ciudad de la Luz (donde se atenderá a dos millones de valencianos de 33 municipios) se estrenaron como espacios de vacunación con el objetivo de inocular más de 30.000 dosis esta semana de las más de 180.000 que se administrarán en los 70 puntos de vacunación en toda la Comunitat Valenciana. No obstante, eso no significa que sean inyectados a lo largo de los siete días.

Según explicó el gerente del departamento de salud València- Doctor Peset, Francisco Dolz, encargado del operativo en la Ciutat de les Arts i les Ciències, las vacunas están aseguradas hasta el jueves. «Si el viernes no hubiera vacunas no vacunaríamos; si hay, lo haremos todos los días, de 8.30 de la mañana hasta las 20.30 de la tarde de forma ininterrumpida», explicó el responsable del departamento y del operativo.

De momento, en el espacio habilitado en València ayer habían citadas 6.600 personas nacidas entre los años 1961 y 1958 de la ciudad y alrededores. A estas les correspondió las dosis de AstraZeneca (solo autorizada para personas entre 60 y 69 años), misma vacuna que les toca a los 1.200 citados hoy. A partir de entonces, llegará el turno de los mayores de 70 (entre 74 y 79, aseguró Dolz), unas 4.800 que se inmunizarán con el suero de Pfizer.

Primera jornada de la vacunación masiva en València M. Á. Montesinos

Sin embargo, el número de personas llamadas es entre una tercera y una cuarta parte del ritmo máximo que aseguraron que podían tener en el Príncipe Felipe. «Tenemos capacidad para vacunar entre 15.000 y 20.000 personas todos los días conforme vayan entrando vacunas», indicó Dolz, al frente de un equipo de más de 150 personas con casi un centenar de sanitarios.

Según explicaron fuentes de Sanidad, el operativo ha buscado concentrar al grupo de la sesentena y no alargar los días de vacunación más allá de los necesarios siempre que haya viales. De hecho, se podría dar la imagen de tener que echar el candado a los grandes espacios habilitados por la falta de dosis, lo que sería un mensaje potente de que existe capacidad y está todo preparado, pero no los sueros suficientes.

Más dosis de Pfizer

Sanidad está a la espera de la llegada de las dosis de AstraZeneca, aunque su recepción no debería cambiar la previsión para esta semana de inocular unas 40.000 dosis de este fármaco. Se esperan unas 30.000 dosis absolutamente necesarias para continuar con la vacunación en la sesentena, aunque en el último envío ya hubo un recorte de la mitad.

Tampoco alterarán el plan las 50.000 dosis extra de Pfizer que aterrizarán semanalmente en la Comunitat Valenciana ampliando las remesas del suero de ARNmensajero hasta las 175.000. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, que destacó la «normalidad y el buen ritmo» en la primera jornada, confirmó que llegarían a partir del próximo lunes y, por lo tanto, no afectará a la planificación de esta semana.

Situación similar a la de la vacuna de Janssen. Sobre las inyecciones monodosis se debate hoy en la EMA que podría pronunciarse definitivamente generando una reacción en cadena en los gobiernos dando luz verde a su administración. Sin embargo, eso no significa que esta misma semana puedan inocularse.

Esta tarde también se debatirá en la Comisión Interterritorial en la que la Comunitat Valenciana defenderá mantener los plazos actuales para la administración de la segunda dosis (los que indica la ficha técnica) mientras desde autonomías como Andalucía y Cataluña piden ampliarlos para proteger con una dosis a más gente.

Hasta ayer, la Comunitat Valenciana había administrado casi 1.275.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus y 309.571 personas (un 6,1 por ciento de la población) estaba ya totalmente inmunizada.

El Museo Príncipe Felipe vivió ayer la primera jornada de vacunación masiva y casi una ‘ejecutiva’ del PSPV-PSOE. En la sala de espera coincidieron el president de la Generalitat, Ximo Puig, y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, los dos citados por edad al nacer el mismo año: 1959. Un par de horas antes pasó por allí el síndic socialista, Manolo Mata.