Un brote afecta a, al menos, 12 estudiantes universitarios residentes en el Colegio Mayor Ausiàs March de València que han dado positivo en coronavirus en las últimas horas, según ha confirmado la Conselleria de Sanitat.

La consellera Ana Barceló ha decretado esta misma tarde el confinamiento de la residencia estudiantil ante el “riesgo que supone la diseminación entre el alumnado de la universidad con la baja incidencia que se observa en este momento en la ciudad de València”, ha asegurado al informar del aislamiento preventivo que se prolongará diez días.

A estas alturas de la pandemia cuesta entender que algunos residentes hayan hecho las maletas para poner rumbo a su domicilio habitual, unos hechos que han confirmado internos de la residencia a Levante-EMV y que Sanitat ha tratado de evitar con la firma de la resolución que obliga al aislamiento, prohibiendo las salidas y las visitas externas. La huida de algunos estudiantes puede suponer una expansión del virus y el contagio de familiares.

Un brote que podría ser masivo

Según ha relatado uno de los afectados por este nuevo brote, la situación se vive con preocupación. La realización masiva de pruebas PCR este jueves podría mostrar la gravedad del brote al tener muchos estudiantes síntomas compatibles con el contagio de covid.

“Estamos fatal, ahora hay exámenes y prácticas… a saber que pasa”, asegura un estudiante que prefiere mantener su anonimato pero afirma que “mañana va a salir mucha más gente” contagiada en las PCR. El grupo de WhatsApp por el que se comunican es, explica, un hervidero de estudiantes “comentando que tienen fiebre”.

El segundo brote en la residencia

Esta es la segunda ocasión en la que el Colegio Mayor Ausiàs March de València se confina por un brote entre sus residentes. La primera vez tuvo lugar el pasado mes de octubre, cuando 78 de los 330 residentes dieron positivo en coronavirus.