30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat pide a Reino Unido fijar las restricciones para viajar por autonomías

Turismo se mueve para que el semáforo que regulará las medidas a cumplir al regreso no se establezcan por países como el pasado verano

Turistas británicos llegan a un hotel de Benidorm, antes del estallido de la pandemia. | LEVANTE-EMV

Turistas británicos llegan a un hotel de Benidorm, antes del estallido de la pandemia. | LEVANTE-EMV

El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, se reunió ayer en formato telemático con la cónsul del Reino Unido en España, Sarah Jane Morris, a la que reclamó que traslade su Gobierno que la Comunitat Valenciana reciban un tratamiento especial, igual que sucede con Baleares y Canarias, a la hora de fijar los requisitos de prevención frente a la covid-19, que regirán los viajes de los turistas británicos a partir del próximo 17 de mayo. La propuesta hizo especial hincapié en la Costa Blanca, zona donde el turismo británico tiene todavía un mayor peso.

De hecho, la provincia de Alicante, que hasta antes de la pandemia recibía a tres millones de turistas británicos cuenta, además, con 70.000 residentes del Reino Unido y, ahora mismo, tiene los mejores índices de lucha contra el virus de España, al presentar una incidencia de 28,5 casos por cada 100.000 habitantes, por los 62 de Baleares, o los 137 de Canarias. La Comunitat Valenciana tiene 40 y España, 250.

El objetivo, según apuntaron desde Turisme, es que a la ahora de fijar los colores de los semáforos que «no nos tengan en cuenta solo por los índices de España, sino que el sistema sea por regiones, como hacen con Canarias y Baleares. En definitiva, que no nos penalicen otros datos nuestras buenas condiciones sanitarias». Turisme también ha remitido a la Secretaría de Estado de Turismo toda la documentación para entrar en el proyecto de los corredores aéreos seguros.

El Gobierno británico ha anunciado que fijará tres colores en su semáforo en función del nivel de riesgo del territorio, y dependiendo de esta clasificación los viajeros deberán someterse a distintas medidas de prevención a su regreso a Reino Unido. Así, los que lleguen de zonas en verde deberán aportar una PCR negativa, los que aterricen de lugares en amarillo deberán guardar cuarentena de diez días y las rojas estarán prohibidas.

Por eso, se antoja vital para reactivar la demanda del sector turístico valenciano que la discriminación se haga por regiones y no países, pues la Comunitat ahora mismo sería un territorio verde mientras que España caería al terreno del amarillo y obligaría a aislamientos al regreso de los viajeros a las islas británicas.

Al margen de las presiones institucionales, el sector confía en que las propias aerolíneas y turoperadoras interpelen al Gobierno de Boris Johnson a llevar a cabo este año una diferenciación más fina que la de 2020.

Comparación positiva

Por su parte, la patronal hotelera Hosbec ha creado un nuevo sistema de información por el que remite todas la semanas a los turoperadores los buenos datos sobre la incidencia del covid por cada cien mil habitantes a fin de trasladarles lo positivo de las cifras. Esta semana, por ejemplo, la provincia de Alicante tiene 28,5 casos y la Comunitat Valenciana 40 casos por 100.000 habitantes. Por el contrario, Baleares reporta 62 y Canarias 137.

«El objetivo es facilitarles información y también hemos pedido que el Reino Unido nos considere como si fuéramos islas a la hora de establecer las prevenciones frente al covid y no nos aplique la clasificación de España. Con las islas tienen su propio baremo», señaló Montes.

La incertidumbre sigue siendo el común denominador en el sector turístico pero las cifras indican que las aerolíneas y turoperadores comienzan a ganar confianza de cara a verano. La pandemia ha retrasado la llegada del habitual ‘boom’ en la oferta de plazas, que tradicionalmente llega con el cambio de hora de finales de marzo y que este año apunta a que se producirá a partir de mayo.

Según las previsiones de la secretaría autonómica de Turismo, durante la actual semana las compañías han ofertado algo más de 37.000 billetes con destino la Comunitat Valenciana, con aeropuertos nacionales como el principal emisor, seguidos de Países Bajos y de Bélgica.

Ese número de plazas crecerá hasta las 45.000 para la próxima semana, que ya toca mayo, y se incrementará hasta los casi 60.000 asientos entre el 3 y el 9 de ese mismo mes. La low cost Ryanair será la gran protagonista en Manises, donde recuperará más de una treintena de conexiones solo en los tres primeros días de mayo. Hoy mismo vuelve la ruta con Eindhoven (Transavia) y mañana lo hace la de Bruselas de Air Brussels.

Air Nostrum aguarda a julio

Por su parte, Air Nostrum anunció ayer nuevas rutas y recuperación de las conexiones con 22 aeropuertos nacionales y cuatro internacionales, mientras Alicante y Valencia verán reforzada su operación con destinos a las islas Canarias y Baleares, si bien estos movimientos se producirán ya en julio. Desde Alicante habrá vuelos a Ibiza, Gran Canaria y Tenerife y Valencia, por su parte, dispondrá de conexión en Canarias con Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife.

Ayer se conocieron los datos de visitantes extranjeros por vía aérea a España en marzo de Turespaña, los cuales arrojan cifras similares a las de toda la pandemia. Manises y Alicante recibieron 42.556 turistas, un 83 % menos que en 2020 y casi un 94 % menos que el año prepandemia. A nivel estatal, España perdió 15,5 millones de turistas en el primer trimestre.

Compartir el artículo

stats