La Fundació General de la Universitat de València (FGUV), a través de la Orquestra Filharmònica de la UV, ha iniciado la puesta en marcha de un proyecto europeo de innovación con el objetivo de desarrollar las habilidades transversales del estudiantado universitario a través de la música.

«Meets, Música en la educación superior para desarrollar habilidades transversales» es un proyecto multidisciplinario y transfronterizo financiado por el programa europeo Erasmus + en el que participan entidades de España, Italia, Suecia y Estonia.

El proyecto busca el desarrollo de diferentes habilidades a través de la participación del estudiantado en coros y orquestas universitarias. La idea es que la práctica musical en grupo durante los años de formación universitaria sea una herramienta para desarrollar competencias transversales.

Además, de aquellas «tradicionales», es decir, la comunicación, formación de equipos, toma de decisiones o resolución de problemas, el proyecto tiene como objetivo investigar si la música también puede desarrollar habilidades más innovadoras y peculiares.

«El sentido estético, el espíritu crítico, la disponibilidad a abrirse a otras opiniones, el manejo del estrés o la intuición», explican desde la UV, donde también destacan dos habilidades: «La capacidad de conectar con las emociones propias y saber cómo manejarlas incluso en contextos en los que no se tiene el control total de la situación». Desde la UV apuntan que todas ellas son importantes para la vida profesional y las relaciones humanas.

Así pues, el proyecto lo que se pregunta es si la práctica musical, como forma colectiva de arte, puede ayudar a este desarrollo «holístico» de la personalidad y de qué manera.

Para ello, el equipo de Meets ha puesto en marcha una primera fase de análisis, investigando el mundo de las orquestas y los coros relacionados con institutos de educación universitaria, escuelas de posgrado y conservatorios de varios países europeos. Así, se han repartido 250 cuestionarios en otros tantos institutos europeos de todo el continente. A continuación, se ha iniciado la realización de 20 entrevistas en profundidad con los institutos y está previsto que en abril se publique un primer documento que dé una imagen de la realidad europea en este campo innovador.

El proyecto aspira a crear un método compartido que pueda ser un modelo de formación para todas las universidades del mundo y se espera que esté disponible a finales del año que viene.